[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

MANIFIESTO DEL 1RO DE MAYO 2005 les comparto el manifiesto que distribuiremos en el marcha del 1 de mayo saludos Até a vista! Roberto



Title: BLOQUE POPULAR SOCIAL DE EL SALVADOR

BLOQUE POPULAR SOCIAL DE EL SALVADOR

 

MANIFIESTO DEL 1ro. de MAYO 2005

 

¡LOS MARTIRES DE CHICAGO IMPULSAN LAS LUCHAS DEL PUEBLO SALVADOREÑO!

 

“Arriba los pobres del mundo,

de pie los esclavos sin pan,

gritemos ya todos unidos:

¡Viva la Internacional ¡”

 

Un 1ro. de mayo de 1886, en la ciudad de Chicago, en Estados Unidos, los trabajadores realizaron una marcha exigiendo una jornada laboral de ocho horas. La protesta fue reprimida por la policía y capturaron a sus organizadores , que fueron encarcelados y 8 de ellos ahorcados.

 

La llama proletaria que encendieron, su sacrificio, su combate por los derechos de los trabajadores, su lucha por la justicia, sigue inspirando a los trabajadores del mundo y a los pueblos oprimidos por el imperialismo,  a la lucha por la liberación y la construcción del socialismo.

 

En nuestro país, desde principios del siglo pasado, iniciado por la Federación Regional de Trabajadores Salvadoreños, surgida en 1924, se celebra el 1ro. de Mayo. Es un día de fiesta de la clase obrera internacional. Es un día de resistencia del trabajo contra el capital.

 

Históricamente ha sido un día de protesta contra los crímenes del imperialismo, de protesta contra los atropellos de la dictadura militar, de celebración de las victorias populares, y hoy nos convoca a la lucha contra las políticas neoliberales de privatización de los servicios públicos, impulsadas por los corruptos regímenes areneros.

 

Como Bloque Popular Social reivindicamos la memoria de los mártires de Chicago, la memoria de los miles de obreros y campesinos que se alzaron en insurrección en enero de 1932, la memoria de las jornadas de abril y mayo de 1944 contra el general Martínez, la memoria de los miles de combatientes del FMLN que desarrollaron la guerra popular en los ochentas.

 

la memoria de Farabundo Martí y de Monseñor Romero, de Prudencia Ayala y Febe Elizabeth Velásquez. Estos son nuestros heroes y heroínas, nuestros mártires. Las raíces que nutren el árbol de nuestra resistencia popular. Las bases de nuestra fortaleza moral y compromiso popular.

 

Hoy nos enfrentamos a los regímenes autoritarios de ARENA. Son 16 años de saqueo de los bienes públicos, 16 años de corrupción generalizada, 16 años de servilismo ante los dictados del gobierno norteamericano, 16 años de medidas represivas orientadas  a barrer con las conquistas de los Acuerdos de Paz de 1992.

 

Y últimamente, ha surgido con fuerza una tendencia demagógica, populista, con el gobierno de Antonio Saca.  Los gobierno de ARENA, antisindicales y antipopulares, representan los intereses del sector comercial y bancario, del bloque dominante estrechamente vinculado a los intereses comerciales yanquis. Los une el TLC, el PPP y el ALCA. Y también los une la Base Militar de Comalapa.

 

Estos 16 años los sectores populares hemos desarrollado una multifacética lucha , con avances y retrocesos. Contribuimos: a  imponer en 1992 una solución política al conflicto armado, al cumplimiento de los ejes principales del Acuerdo de Paz, a la construcción de un poderoso partido de izquierda con una fuerte representación legislativa y municipal, a evitar la privatización de la salud pública, a reactivar a nivel nacional el movimiento popular.

 

Por otra parte, debemos de reconocer que el bloque dominante a logrado avanzar en su proyecto neoliberal: logró la privatización de la energía eléctrica y la telefonía, ha mediatizado a sectores sindicales, universitarios y religiosos, impuso el decreto 347 contra los empleados públicos, evitó  el año pasado con una campaña de temor que el FMLN asumiera la presidencia; y nos implantó el TLC con Estados Unidos.

 

Nuestras banderas de lucha

 

Como Bloque Popular Social hacemos un llamado a todas las fuerzas democraticas políticas y sociales, a que evitemos la consolidación de los regímenes areneros, a que demos la batalla por el pan y la vida, por el agua y la justicia, por el trabajo y la alegría.  A que unamos fuerzas y esfuerzos en la lucha por la siguiente plataforma reivindicativa.

 

AUMENTO SALARIAL. Para TODOS los trabajadores y trabajadoras, de la ciudad y el campo, públicos y privados.

 

EMPLEO PARA TODOS Y TODAS. Compromiso de abrir fuentes de trabajo en la ciudad y el campo.

 

DERECHO  A LA SALUD. No pago de cuotas en los hospitales y unidades de salud.

 

DERECHO  A LA EDUCACIÓN. No pago de cuotas en las escuelas públicas.

 

AGUA PARA NUESTRAS COMUNIDADES. Agua de calidad a todas las horas.

 

DERECHO AL TRANSPORTE. No al aumento del pasaje y transporte gratis para estudiantes y tercera edad.

 

TIERRA PARA EL QUE LA TRABAJA. Reactivación de la  Agricultura, creditos para los campesinos.

 

REFORMA ELECTORAL. Voto residencial y saneamiento del Tribunal Supremo Electoral.

 

Saludo a los pueblos que luchan contra el imperialismo

 

El Bloque Popular Social saluda calurosamente a la indoblegable resistencia del pueblo iraqui, a la voluntad victoriosa del pueblo cubano de defender su revolución socialista, a la decisión del pueblo bolivariano de Venezuela de avanzar en su revolución, al pueblo puertorriqueño que  expulsó a la Marina norteamericana de la Isla de Vieques, al pueblo colombiano que resiste la maquinaria criminal de Alvaro Uribe, al pueblo forajido de Ecuador que sacó del gobierno al traidor Gutiérrez. Al pueblo guatemalteco que resistió en las calles al TLC.

 

Finalmente, al pueblo salvadoreño le reiteramos nuestro compromiso como Bloque Popular Social de luchar por nuestros derechos políticos, económicos, sociales y culturales hasta las últimas consecuencias. Nos comprometemos a mantenernos firmes, sosteniendo las rojas banderas del internacionalismo proletario y la lucha por la paz, la democracia y el socialismo.

 

El presente es de lucha, el futuro es nuestro

 

Coordinación Nacional del Bloque Popular Social de El Salvador

 

San Salvador, 1ro. de Mayo de 2005