[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

Fw: Juez libera a paramilitar colombiano condenado por masacres



 Juez libera a paramilitar colombiano condenado por masacres

Juez libera a paramilitar colombiano
condenado por masacres

 
BOGOTA, Dic 29 (AFP)
Un temido jefe paramilitar colombiano condenado a 30 años de cárcel por masacres en las que hubo más de 100 muertos en zonas de influencia guerrillera volvió a la calle, después de que un juez lo favoreció con la libertad condicional, informó este jueves la Procuraduría.
Alonso de Jesús Baquero (alias "Vladimir"), que dirigió los comandos paramilitares que cometieron al menos cuatro masacres a finales de los años 80 en la región del Magdalena Medio (centro), fue liberado tras cumplir 16 años de condena, según un fallo de un juez de la ciudad de Palmira (suroeste).
El juez argumentó que 'Vladimir' obtuvo la libertad condicional tras obtener una rebaja de pena por colaboración con la justicia, estudio, trabajo, pago de una caución y porque ya cumplió tres quintas partes de su condena, beneficios contemplados por las leyes colombianas.
En algunas de las masacres atribuídas a 'Vladimir' el grupo paramilitar a su cargo contó con la colaboración de agentes del Estado que le suministraban información o le permitieron el paso sin detenerlo, indicó un fallo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Una fuente de la Procuraduría dijo a periodistas que se estudia la controvertida decisión judicial para examinar si hay méritos para pedir que sea revertida.
El presidente Alvaro Uribe pidió el miércoles a los jueces y fiscales "negar la excarcelación a aquellas personas que representan alta peligrosidad", y señaló que decisiones polémicas concediendo beneficios judiciales podían estimular la criminalidad.
Baquero fue condenado por secuestro, tortura y asesinato agravado en cuatro masacres ocurridas entre 1987 y 1989. La más grave de ellas fue la de 50 campesinos en el poblado de Segovia, departamento de Antioquia (noroeste,) en 1988.
También dirigió el ataque contra una comisión de investigadores judiciales que investigaban la suerte corrida por 19 comerciantes secuestrados por paramilitares.
En esa acción, ocurrida en el caserío de la Rochela (Santander, noreste) en 1989, murieron 15 personas entre testigos, investigadores judiciales y sus escoltas.