[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

Fw: Uruguay / Juez Mirabal y Guillot van hoy a un careo



 


El Observador, Uruguay   
25-04-2006
http://www.mio.com.uy/elobservador/principal.asp
 

EN DOS SEMANAS SOLICITAN LA LIBERTAD DE LOS TRES EXTRADITADOS A CHILE

Juez Mirabal y Guillot van hoy a un careo

El abogado negó las amenazas al magistrado y dijo que es víctima de ?una intención maliciosa?


El juez Gustavo Mirabal y el abogado Gervasio Guillot Eula se verán las caras hoy en una sede judicial, donde serán sometidos a un careo. Guillot Eula negó ayer ante el juez Rolando Vomero y la fiscal Olga Carballo haber advertido a Mirabal que era ?un objetivo militar inminente?, por haber autorizado la extradición a Chile de tres militares.

El domingo 16 un balazo pasó a 50 centímetros del juez y su cuñado en la rambla de Buceo. En su testimonió, Mirabal dijo que Guillot lo visitó días antes de Semana Santa y le advirtió que en una reunión social un militar le comentó que el juez es ?un objetivo militar inminente?.

Mirabal declaró que Guillot lo llamó por teléfono el día del atentado, ocasión en que le manifestó que estaba con los tres militares que serían extraditados, quienes juraron no tener nada que ver con el disparo que pasó cerca de la cabeza del magistrado. La llamada sorprendió al magistrado, puesto que el incidente del balazo era conocido por ministros de la Suprema Corte de Justicia y autoridades del Ministerio del Interior, pero no había trascendido públicamente.

El domingo 23, Guillot volvió a llamar a Mirabal, y le comentó que había malinterpretado sus palabras. En esa charla, Guillot Eula no negó el contenido de la conversación, pero le aclaró a Mirabal que no había tenido intención de amenazarlo sino de ayudarlo.

Ayer a la salida del Juzgado, Guillot dijo que ?se armó una fantasiosa invención sobre este asunto. Se me está presentando como vehículo de una amenaza o como una suerte de informante secreto?. ?Yo no voy a contar mis conversaciones privadas con el doctor Mirabal, pero una conversación fue mal utilizada, de una manera maliciosa por no sé quién?, añadió el abogado. Guillot afirmó que la semana pasada habló varias veces con Mirabal y que apenas se enteró del atentado al juez lo llamó para solidarizarse, aunque no recuerda qué día fue ni quién le contó del incidente.

Por otra parte, el abogado chileno Carlos Portales dijo que en unos 15 días solicitará la libertad bajo fianza de Tomás Casella, Eduardo Radaelli y Wellington Sarli, los tres militares extraditados a Chile por el caso de Eugenio Berríos.

---

Ultimas Noticias, Uruguay
25-04-2006
http://www.ultimasnoticias.com.uy


SOBRENOMBRE DEL MILITAR DADO POR EL ABOGADO ES DESCONOCIDO A NIVEL DE LAS FUERZAS ARMADAS

Indagación por el atentado a Mirabal se vuelve confusa


El abogado Gervasio Guillot hijo telefoneó en dos oportunidades al juez penal de 2° turno, Gustavo Mirabal, tras el presunto atentado cometido en su contra, mientras que ayer negó ante la Justicia cualquier implicancia en el caso.

Pocos días antes del presunto atentado, Guillot hijo le transmitió personalmente al juez que era "un objetivo militar inminente", según la información que le había dado en forma casual un oficial durante una reunión de amigos.

Ese no fue el único contacto con Mirabal, quien recibiría posteriormente dos llamadas del abogado tras el incidente ocurrido el domingo 18 en la rambla del Buceo, donde una bala pasó a menos de un metro del magistrado mientras paseaba junto a un familiar.

Al día siguiente del hecho, cuando se anunció el adelantamiento de la extradición de los militares Tomás Casella, Eduardo Radaelli y Wellington Sarli a Chile, recibió la primera comunicación de Guillot hijo a su celular, según relató Mirabal a Ultimas Noticias.

El motivo de la llamada, realizada el lunes por la noche, fue para solidarizarse con el juez por lo ocurrido. A la vez, le transmitió de parte de los tres oficiales, a quienes dijo tener frente suyo en ese momento, la certeza de que no habían tenido relación con el incidente.

La noticia aún no había trascendido públicamente, aunque sí ya se conocía en la órbita de la Suprema Corte de Justicia, Ministerio del Interior, Presidencia de la República y Ejército.

Guillot hijo preparaba en esas horas la presentación del recurso de hábeas corpus para detener el proceso de extradición en nombre de allegados y familiares de los militares.

La segunda comunicación telefónica tuvo lugar el domingo pasado, cuando le dejó un mensaje en el contestador de su celular para aclararle que no tuvo ninguna intención de amenazarlo.

A Mirabal le había quedado claro que su intención era transmitirle una información, ya que si hubiera considerado que se trataba de una amenaza no habría dudado en denunciarlo.


?FANTASIOSA INVENCIÓN?

El juez Rolando Vomero y la fiscal Olga Carballo tomaron ayer declaración por dos horas a Guillot hijo.

Según fuentes judiciales, el profesional negó cualquier implicancia en el caso, aunque reconoció el contacto con el juez. Sobre este punto, dijo que se trata de "una conversación que fue utilizada en forma maliciosa".

A la salida del juzgado de la calle Bartolomé Mitre, Guillot hijo dijo a Canal 10 no tener "ni idea" sobre lo que se dice. En su opinión, "se armó una fantasiosa invención sobre el asunto", donde se lo presenta como "vehículo de una amenaza" o "informante secreto".

Asimismo, había señalado a este matutino que está "totalmente sorprendido" porque lo hayan involucrado en este asunto. "Nunca salieron de mi boca esas palabras, realmente no entiendo nada", dijo.


SOBRENOMBRE DESCONOCIDO

Fuentes judiciales también informaron que ha resultado infructuosa la búsqueda del oficial que habría señalado a Guillot hijo que Mirabal "era un objetivo militar inminente".

La pesquisa, a cargo de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia, se hizo en base al sobrenombre de la persona dado por el abogado a Mirabal en oportunidad de su encuentro.

La investigación concluyó que a nivel de las Fuerzas Armadas no hay ninguna persona conocida con ese apodo, el cual se cree que es falso.


BUSCAN LA BALA EN LA RAMBLA

Personal de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia y Policía Técnica, con el apoyo de Prefectura, realizaron en la mañana de ayer un peritaje en el Puerto del Buceo con el objeto de detectar la presencia de algún indicio del presunto atentado contra Mirabal.

Por alrededor de una hora y media, los técnicos buscaron algún vestigio de la bala que pasó a menos de un metro del cuerpo de Mirabal hace dos domingos mientras paseaba junto a un familiar.

En primer lugar realizaron una inspección ocular de la zona cercana al colector y luego bajaron por las escaleras hasta el área rocosa.

Una vez en las rocas, los técnicos retiraron de sus maletines dos equipos de detectores de metales y comenzaron a revisar minuciosamente el área.

Fuentes del caso señalaron a Ultimas Noticias que el peritaje no arrojó resultados positivos, ya que no se encontró ningún elemento que permitiera esclarecer la investigación.

El procedimiento fue ordenado por el juez penal de 10° turno, Rolando Vomero, que está a cargo del caso.

---

El País, Uruguay
25-04-2006
http://www.elpais.com.uy/06/04/25/pnacio_213141.asp


EL MAGISTRADO DECLARO QUE EL ABOGADO LE RELATO ESE "MENSAJE"

Guillot negó haberle dicho al juez Mirabal que era objetivo militar

El abogado Gervasio Guillot, hijo del ex presidente de la Suprema Corte, negó ante el Juez Rolando Vomero y ante la Fiscal Olga Carballo haberle dicho al magistrado Gustavo Mirabal que era un "objetivo militar inminente".

Ayer compareció ante la sede que investiga el atentado a Mirabal, al haber trascendido que le habría comunicado al juez que ordenó las extradiciones de los tres oficiales uruguayos a Chile, que un grupo de militares había mandado decir que se cuidara.

El abogado dijo que "nunca salieron de su boca esas palabras", y que no entiende cómo lo "metieron en esto". Sin embargo, el juez Mirabal dio su testimonio a la sede que investiga los hechos y relató que Guillot le pidió tener una reunión urgente con él y allí le comunicó ese mensaje de parte de un grupo de militares.

Ante la contradicción de las versiones es probable que el Juez Vomero efectúe un careo entre el juez y el abogado.

De todos modos, fuentes allegadas a la investigación dijeron a El País que es muy difícil esclarecer el caso. "No hay bala, no hay testigos, nadie vio quien disparó. Lo único que tenemos es el zumbido de una bala", afirmó el informante. Agregó que con esa única pista sólo existen líneas de investigación, pero ninguna prueba.

En ese sentido, se citó a Guillot para que diera los nombres de los militares que habían hecho ese comentario sobre el juez, con el objetivo de interrogar a los uniformados.

Desde el gobierno se consideró "inquietante" la situación, pero el hecho de que los supuestos agresores no tengan eventualmente "a cargo tropas" lleva a suponer que la reacción pudo surgir de ex oficiales que actuaron en forma "individual". Por su parte, allegados a militares retirados rechazaron la posibilidad de que algunos de sus miembros hayan promovido o participado del hecho. Y evaluaron la alternativa de que el atentado provenga de otros sectores, que buscan alterar el clima político del país.

La circunstancia motivó que la entrega de los militares Tomás Casella, Wellington Sarli y Eduardo Radaelli a Chile para ser juzgados por el secuestro de Eugenio Berríos, se adelantara. Si bien estaba prevista para el viernes pasado (21 de abril) se concretó el martes 18. El Ministerio del Interior se enteró de la denuncia de Mirabal el mismo domingo en que ocurrió, por parte del ministro de la Suprema Corte, Daniel Gutiérrez.

---

La República, Uruguay
25-04-2006
http://www.larepublica.com.uy/lr3/?a=nota&n=209043


Atentado: careo entre el juez Mirabal y abogado

Ante el juez penal de 10º Turno, doctor Rolando Vomero Blanco, se lleva a cabo, hoy martes 25 de abril, una diligencia probatoria en la que el juez Gustavo Mirabal y el abogado Gervasio Guillot Eula confrontarán versiones.

Ayer lunes, Gervasio Guillot declaró durante varia horas ante el magistrado, instancia en la que, entre otros asuntos, negó todo lo relacionado a las versiones que trascendieran, en varios medios, en referencia a que habría sido él, el presunto abogado que advirtiera al juez Mirabal sobre que era un "objetivo militar inminente".

La Policía Técnica, por su parte, investigó el lugar donde la bala pasó a 50 centímetros del doctor Mirabal, en compañía de su cuñado, en la rambla del Buceo, el miércoles de la pasada semana. Luego de un minucioso estudio del terreno ningún proyectil fue ubicado; la posibilidad que manejan es que haya ido a parar al mar.





Para darse de baja de este grupo, click aqui