[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

Fw: [ATTAC] INFORMATIVO 538



INFORMATIVO 538 - BIOCOMBUSTIBLES
----- Original Message ----- From: Grano de Arena
To: Attac Informativo
Sent: Tuesday, February 16, 2010 2:13 PM


Latinoamérica.
COSTA RICA: APUNTES SOBRE EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES Laura Chinchilla: una mujer neoliberal y conservadora El 7 de febrero un 46.7 % de las y los votantes costarricenses, eligió como ganadora a Laura Chinchilla, del oficialista Partido Liberación Nacional. Esto la convierte en la primera mujer en alcanzar la presidencia de la República, lo que ciertamente representa un avance en la cultura política del país

CHILE. LA CONCERTACIÓN Y PIÑERA: LOS MATICES INVISIBLES Ahora ocurre que el gobierno concertacionista, a un mes de su partida de La Moneda, luego de que Piñera diera a conocer la composición de su primer gabinete, ha bautizado a la próxima administración, como "el gobierno de los gerentes", comparándolo con el mandato del derechista Jorge Alessandri de 1958.

ARGENTINA: EL TIRO POR LA CULATA... Una población que para algunos parecía resignada, tomó las calles y llenó el espacio simbólico de la provincia con sus gritos rebeldes: ¡NO!, ¡BASTA!, ¡FUERA AGUA RICA!, ¡NO A FILO COLORADO!, ¡JAMÁS PILCIAO Las actitudes prepotentes del poder minero, acostumbradas a usar el lenguaje de la violencia, ya la del dinero, ya la de la represión, lejos de amedrentar y lograr los objetivos de debilitar y suprimir la resistencia popular a su avanzada, parecen estar provocando los efectos
contrarios...

Latinoamérica

COSTA RICA: APUNTES SOBRE EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES Laura Chinchilla: una mujer neoliberal y conservadora
Seidy Salas,
Juan Carlos Cruz

El 7 de febrero un 46.7 % de las y los votantes costarricenses, eligió como ganadora a Laura Chinchilla, del oficialista Partido Liberación Nacional. Esto la convierte en la primera mujer en alcanzar la presidencia de la República, lo que ciertamente representa un avance en la cultura política del país y es, de alguna manera, la culminación de la lucha de muchas mujeres por sus derechos civiles y políticos; lucha que se remonta al siglo XIX con las primeras sufragistas. Desde esa perspectiva podemos congratularnos como pueblo que camina hacia la madurez.

Aunque su triunfo tiene varias causales, que analizaremos en otros artículos, es probable que una de ellas fuera la identidad de género de muchas mujeres, que se vieron representadas en una candidata y consideraron que era hora de que el país fuera gobernado por una mujer. Sin embargo, durante su campaña, la señora Chinchilla no enarboló ninguna reivindicación por los derechos de las mujeres y más bien fue ambigua en temas como la anticoncepción de emergencia, la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo y se mostró contradictoria en torno a temas como el aborto terapéutico. De situaciones como la creciente violencia doméstica y los femicidios, ni siquiera habló. Su propuesta para las mujeres se centró en lo que llamó una "red de cuido" para niñas, niños y adultos mayores, que si bien es una necesidad en el país, ve a la mujer en su papel tradicional de madre y cuidadora; y la propuesta de eliminar el Instituto Nacional de las Mujeres, para fundirlo en un nuevo Ministerio de la Familia , echando atrás los logros de esta institución que ha estado siempre luchando por su existencia.

Laura no nos representa

Con este lema, diversas organizaciones feministas costarricenses lanzaron un pronunciamiento durante la campaña electoral, recordando posiciones que la hoy presidenta electa ha mantenido con respecto a los temas y agendas de las mujeres costarricenses. Nosotros hacemos aquí nuestro propio recuento.

Laura Chinchilla representa la continuidad del gobierno de Oscar Arias, del cual formó parte medular, como vicepresidenta y cuya característica fue la concentración de poder en manos del Ejecutivo, la supresión de la división entre los poderes, el favorecimiento ilícito de allegados al gobierno y el cierre de todas las puertas al diálogo social, en lo que el mismo Arias calificó como "una dictadura en democracia". Un indicador de la orientación neoliberal y conservadora de la futura administración Chinchilla, es la elección de sus vicepresidentes: Luis Liberman, un banquero privado que tendrá a su cargo la política económica y a Alfio Piva, miembro del Opus Dei y partidario de la concesión privada de las Áreas de Conservación y los Parques Nacionales. En materia de política exterior -tema ausente durante la campaña- Laura Chinchilla mantendrá y posiblemente profundice la condición de país satélite de los Estado Unidos, pues en su primer discurso como presidenta electa, anticipó el establecimiento de una suerte de "plan Costa Rica" en la misma línea del que se está ejecutando en Colombia con la excusa de la lucha contra el narcotráfico.

En otro ámbito de indicadores, la presidenta electa es declarada simpatizante de los republicanos norteamericanos, su esposo es un especialista en seguridad vinculado a las agencias de inteligencia de ese país y en su equipo de campaña participó un agente costarricense del Comando Sur de los Estados Unidos.

Así las cosas, Costa Rica encabezada por la primera mujer presidenta entra en una fase de consolidación de la política neoliberal que impuso el gobierno de Arias, favoreciendo la concentración de la riqueza en un reducido sector de políticos empresarios, profundizando la brecha entre clases e impulsando políticas sociales que favorezcan la base clientelar de apoyo del gobierno.

Así que por más expectativas que haya alimentado un sector de la población femenina, lo que ocurra en Costa Rica durante los próximos 4 años no dependerá decisivamente de la condición de género de la presidenta, sino de su adscripción política e ideológica.

- ALAI AMLATINA, 10/02/2010.-
Juan Carlos Cruz es Comunicador social http://alainet.org/active/36076

CHILE. LA CONCERTACIÓN Y PIÑERA: LOS MATICES INVISIBLES
Andrés Figueroa Cornejo

Ahora ocurre que el gobierno concertacionista, a un mes de su partida de La Moneda, luego de que Piñera diera a conocer la composición de su primer gabinete, ha bautizado a la próxima administración, como "el gobierno de los gerentes", comparándolo con el mandato del derechista Jorge Alessandri de 1958.

El mote acuñado por la Concertación para el multimillonario no es incorrecto; lo falso es el intento de la componenda derrotada en las últimas elecciones de representarse así misma como la alternancia popular, toda vez, que las políticas anunciadas por Piñera no resultan estratégicamente antagónicas a las implementadas durante 20 años por Aylwin, Frei Ruiz-Tagle, Lagos y Bachelet. Por el contrario, son complementarias y continuistas. No por nada, el democratacristiano, ex presidente de esa tienda, y con un abundante prontuario de cargos públicos los últimos 20 años de gobiernos civiles, será el ministro de Defensa de Piñera.

Como el Imperio norteamericano (en aprietos por el acoso chino e hindú), tanto la Concertación, como la Alianza por Chile (tanto, la nueva derecha, como la antigua) forman el marco de gobernabilidad para dicha del capital y condena de los pueblos, y está garantizada por dos agrupaciones de representación política cuyos proyectos jamás resultan excluyentes, sino que siempre siameses. Como los demócratas y los republicanos en EEUU.

En el capitalismo otoñal -destructivo de fuerzas productivas, de trabajo precario, de despojo de recursos naturales; belicoso, alienante, estructuralmente desigual, regido por el capital financiero especulativo; inhumano, que concentra la riqueza y democratiza la miseria-, Chile no sólo es cobre, madera, pescado y racimos de uva para la exportación. También es el sitio donde se experimentan de manera fundamentalista y como vanguardia, las fórmulas más radicales y de última generación del capitalismo. Lo que en Chile ocurre primero, se replica en el vecindario mundial, de acuerdo a las resistencias y variantes moduladas por la lucha de clases en cada territorio o país en particular. Basta darle un vistazo a la privatización ampliada de los ahorros previsionales, la salud, la educación, el mar, los recursos naturales, la tierra, los barrios, las carreteras, el borde costero, y las obras "públicas". Por eso el planeta capitalista y sus polos centrales, colocan a Chile como paradigma económico y político, a través de sus instituciones-industrias de la deuda mundial, como el FMI, el BM, la OMC y las calificadoras de
riesgo.

En la misma línea, La Nación de Argentina bautizó como "el gobierno de los técnicos" al inminente mandato de Piñera en el país. Asimismo, El Clarín trasandino relevó el rol de consultor del Fondo Monetario Internacional del que será ministro de Hacienda, Felipe Larraín; mientras el Financial Times de Londres señaló que la designación de Larraín es un signo de "continuidad macroeconómica". La BBC, por su parte, aseguró que la misión de la nueva cartera ministerial deberá "Centrarse en impulsar el crecimiento económico y la creación de empleos, junto con continuar con las políticas sociales de la Presidenta saliente, Michelle Bachelet." En buenas cuentas, se impone la sugerencia de que la administración de la derecha vieja no debe dejar de implementar los procedimientos de contención y control social inaugurados por la Concertación por medio del asistencialismo a los quintiles más pobres de la población. Asimismo, el discurso piñerista de ubicar a tecnócratas en los ministerios cumple los objetivos de ofrecer la impresión de "neutralidad" y "eficiencia" por sobre la partidocracia de las carteras; y refleja el mito burgués de que un país se puede manejar "con éxito" igualmente que una empresa cualquiera. Naturalmente, y del mismo modo que la Concertación a lo largo de sus 2 décadas en el Ejecutivo, los "especialistas" son cualquier cosa menos neutrales.

Sin embargo, el economista, analista y académico de la Universidad de California, Sebastián Edwards, al conocer el gabinete y los criterios de su formación, señaló que "Me temo que muchos de estos ministros no durarán mucho tiempo en sus puestos" debido a "la ausencia de experiencia política". La campaña del diario La Tercera (derechista como el que más) también ha "tirado las orejas" a Piñera en el mismo sentido que Edwards. Esto quiere decir simplemente, que la inteligencia de la vieja derecha, permanentemente irá supervisando los pasos de Piñera con el fin de que la alianza que representa gane también las próximas elecciones de 2013. Tomando nota, Sebastián Piñera, rápidamente, se contactó con el UDI (ultra conservador), Pablo Longueira, para reordenar el loteo partidista del nuevo gobierno. Todavía hay que repartir la piñata de las subsecretarías, intendencias y otros sabrosos bombones. Pero para ello hay tiempo suficiente.

Al ex candidato presidencial de la UDI, Joaquín Lavín (quien estuvo a unos cuantos miles de votos de ganar las elecciones contra Ricardo Lagos en 1999), le "tocó" encabezar el ministerio de Educación. Aquí no es extraño hipotetizar que procurará cambiar el pago de la deuda histórica con los profesores por la eliminación del Estatuto Docente (que es una suerte de carrera profesional que ofrece cierta seguridad laboral a los educadores). Es el mismo trato generalizado de los empresarios al enfrentar una negociación colectiva con los trabajadores: cambian los reajustes salariales y el mejoramiento de las condiciones de trabajo por un bono de fin de conflicto. Ya la educación particular y particular subvencionada en Chile raya en un 60 % respecto de la pública y gratuita. Ello es una tendencia impulsada por la Concertación que ya tiene un movimiento propio. En este ámbito, Lavín ya tiene "la pega" hecha. En el mismo sentido, las políticas del ministerio del Trabajo consagrarán la flexibilidad laboral, el casi inexistente poder negociador de los asalariados; el fin de la indemnización por años de servicio canjeado por un ridículo seguro de cesantía; y la consolidación del subcontratismo y la tercerización. Todo ello también es una tendencia pavimentada por los gobiernos concertacionistas.

El resto de los ministerios está liderado por probados empresarios, gerentes y tecnócratas del capital. Se desploman las máscaras "ciudadanistas" de los gabinetes de la Concertación (donde también había empresarios) y los trabajadores y el pueblo enfrentarán el rostro puro y duro de los intereses corporativos que rigen la estrategia burquesa para Chile. Al respecto, la Concertación -con ingentes recursos y lengua bipolar- intentará reconquistar al electorado ofreciendo mayor regulación económica, más y mejor trabajo, más democracia, y criticando las mismas políticas que ellos implementaron sin asco durante los 4 gobiernos consecutivos que capitanearon.

Mientras tanto, la izquierda anticapitalista prepara sus luchas y propuestas, cautelando su independencia política respecto de la Concertación. En este ámbito, el anticapitalismo en Chile amplía su plataforma de lucha, tonificándola con las nuevas formas de expoliación del capital contra el despojo de los recursos naturales; propiciando un nuevo sindicalismo acorde a la actual organización del trabajo; incorporando sinceramente al ambientalismo consecuente; y las luchas ancestrales de la mujer y de los pueblos originarios a su carta de navegación estratégica. Es cierto; estos días son opacos y enemigos de la emancipación. Sin embargo, la fatalidad de la coyuntura comenzará a destruirse combinadamente, con ideas y en la calle, en los lugares de trabajo, en las aulas y en las poblaciones; arruinando el sectarismo, exudando unidad popular. Las maneras del anticapitalismo sólo pueden desenvolverse en un solo movimiento que sintetice la protesta con la construcción del proyecto político de los pueblos y los trabajadores.
(especial para ARGENPRESS.info)

ARGENTINA: EL TIRO POR LA CULATA...

Las actitudes prepotentes del poder minero, acostumbradas a usar el lenguaje de la violencia, ya la del dinero, ya la de la represión, lejos de amedrentar y lograr los objetivos de debilitar y suprimir la resistencia popular a su avanzada, parecen estar provocando los efectos contrarios...

No contentos con sacrificar las propias nacientes de agua que dan vida a todo el valle (Agua Rica), la incontenible avaricia expresada en el otorgamiento de una concesión minera en el subsuelo mismo del casco urbano de la ciudad de Andalgalá ('Pilciao 16'), desencadenó el resurgimiento y masificación del estado de movilización de los vecinos en rechazo al proyecto minero neocolonial... Una población que para algunos parecía resignada, tomó las calles y llenó el espacio simbólico de la provincia con sus gritos rebeldes: ¡NO!, ¡BASTA!, ¡FUERA AGUA RICA!, ¡NO A FILO COLORADO!, ¡JAMÁS PILCIAO 16!...

Pensando que sólo se trataba de una reacción pasajera, los mercenarios del poder minero activaron sus resortes en el colonizado aparato del estado y en las 'empresas' gráficas y radiales dedicadas al tráfico de (des-)información y de propaganda del sentido común dominante... Sin mucha imaginación (no es su fuerte) armaron una 'marcha'; marcha literalmente armada, sustituyendo con dinero lo que no pueden movilizar con convicciones... Una marcha por el 'Sí a la minería' ('Minería' así, a secas, sin adjetivos ni explicitaciones; para qué vamos a entrar en los detalles de su carácter transnacional, de las voladuras, de su pornográfico consumo hídrico y energético, del descomunal desbalance en el reparto de ganancias y de costos... En fin, para qué hablar de lo que esta minería 'se lleva' y de lo que 'nos deja')... Una marcha que se pretendió masiva y aplastadora. Marcha silenciante y paralizante, que pretendía acallar y escarmentar las voces disidentes, no diciendo 'somos más', sino 'somos más-poderosos'....

Pero esa marcha armada tampoco logró sus objetivos... A falta de dinero, la indignación provocada aportó el combustible suficiente para activar una verdadera pueblada, de esas que sólo se ven en épocas revolucionarias, de tiempos en los que los pueblos se deciden a tomar el lápiz con sus propias manos y escribir sus páginas en la historia... Caminata -así llamada para decir que ésta no era una 'marcha' como aquella- que conjugó todos los sexos y las generaciones, que se nutrió de todos los oficios y ocupaciones, que aunó por un tiempo biografías tan intensas como diversas... Caminata que se nutrió plena de emociones y sentimientos compartidos; cuando la bronca, el dolor, la indignación, la rabia y más dolor todavía, dejaron de ser 'dientes apretados' y 'cabeza agachada' y se hicieron gritos y cantos de gargantas desatadas, abrazos y saltos de cuerpos recuperados... Cuando las lágrimas compartidas dejaron de ser de bronca y de dolor, y pasaron a conjugar los verbos de la alegría y la esperanza, esos cuerpos se sintieron Uno, sintieron la potencia que nace de la unión... Se supieron fuertes y capaces de hacer su propia historia, no la de emular los dictados de Otros...

Del otro lado, los emisarios del poder minero neocolonial, un tanto desconcertados y con la inercia de las mañas aprendidas, recurrió a sus 'ultimos recursos': la fuerza 'legal'-represiva, encanada, como siempre, en tristes personajes: Rodolfo Cecenarro (como 'juez'), Marta Nieva (en su papel de 'fiscal') José Perea ('intendente'), José Luis Molina ('director de mineria'), pergeñaron el acto intimidatorio de la 'avanzada judicial'... Criminalizando primero a los compañeros más firmes en el corte y llevando luego a la fuerza policial para 'abrir paso' a la minera, cueste lo que cueste... Así, tras una histórica manifestación de rechazo popular a la actividad minera a gran escala, la fiscal Nieva se fue con poco tino e inventiva a tratar de 'cumplir su deber' con los recursos de siempre: la guardia de infantería, el grupo especial 'Kuntur' para operativos de máximo riesgo (represivo), con sus pertrechos de guerra de baja intensidad, sus camionetas y en buen número, pretendieron desalojar por la fuerza el piquete selectivo instalado en El Algarrobo...

Una vez más, el tiro por la culata... Al poco tiempo, los cuatro compañeros que cumplían su turno custodiando el Nevado del Aconquija de la garra minera, se multiplicó por decenas... A pesar de los retenes policiales instalados en el camino, en poco tiempo más de un centenar depersonas estaban otra vez re-unidas en resistencia... Las fuerzas de los cuerpos aunados en rebeldía fue más que todo el poder de fuego del aparato represivo... La fiscal, en otro 'acto reflejo' de los emisarios del poder, huyó y dejó apostada a la policía... De las 8 de la mañana a las 10 de la noche, jóvenes catamarqueñ at s al fin y al cabo, mujeres y varones reclutados por la falta de alternativas, oficiaron de ´fuerza policial' ante el sol abrasante del día... Aguantando turnos de cuatro horas de pie bajo el sol, sus mandantes ni siquiera tomaron recaudos para asistirlos con agua y alimentos. Fueron en cambio los vecinos, esos 'delincuentes' y 'terroristas' que ellos iban a reprimir, los que les acercaron lo único que bebieron y comieron en la jornada... Extraña paradoja, la de la solidaridad que perfora los muros represivos del sistema...

En el medio de la jornada también, dos concejales, quizás ocasionalmente embargados por la inquietante pregunta respecto a quiénes y a qué 'representan', se acercaron al lugar de los acontecimientos... Su mediación sirvió apenas para que la locura represiva no desbordara... Flaco papel si se quiere, pero ayudaron, al fin, a que no se reeditaran los modos de violencia extremo que ya conocemos...

En frente, el grupo de vecinos siguió y sigue apostado bajo el Algarrobo, alimentando con esta victoria parcial la firme decisión de resistir... Las noticias que van y que vienen de los múltiples grupos en resistencia alimentan también esa convicción: la serenidad de Marcela Crabbe, que el día de la marcha les estuvo diciendo, 'yo también estoy procesada por esto, pero sigo aquí...'; las noticias de la caminata simultánea que irrumpió en la peatonal de la Ciudad Capital, con un grupo diverso de organizaciones dando su apoyo a la lucha andalgalense... La manifestación que se repitió en la noche del sábado en Santa María... Los mensajes de texto y los mails que de distintas latitudes de nuestra gran cordillera y de todo el país vienen no cesan de llegar, nutren también la firmeza de la resistencia...

En fin... El tiro por la culata. La prepotencia del poder minero ha dejado clavada un hito más en la larga y dura resistencia popular... ¿Con qué cinismo desvergonzado podrán ahora afirmar que 'Agua Rica' cuenta con 'licencia social'...? ¿Qué artilugios discursivos recubrirán la falaz imposición de la 'minería como política de estado' y de 'Catamarca como pueblo minero'? Por cierto, persistirán en sus patrañas... La codicia es insaciable... La torpeza del poder, interminable... La resistencia, igual, ha cobrado en estos días, energías y esperanzas incalculables. Las resonancias de 'NO A AGUA RICA' late fuerte en la sintonía de los corazones... Y cuando eso pasa, los pueblos suelen escribir su historia...