[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

PERU'- Esercito e polizia contro un blocco stradale indetto per protesta contro le concessioni di sfruttamento minerario



 

Puno: Alan García autoriza al Ejército y Policía disparar contra protesta aymara

lunes, mayo 23, 2011


Con la justificación de "garantizar" el desarrollo de actividades y servicios en la región

Mariátegui*
23/05/11


Frente a la anunciada paralización y bloqueo de vías por parte de la población aymara exigiendo el cese de las concesiones mineras en la región de Puno, desde hace dos semanas, el gobierno de Alan García Pérez decidió sacar a soldados armados a las calles, y así recuperar el orden.

Con el fin de garantizar los servicios públicos y el desarrollo de la segunda vuelta presidencial, el Ministerio de Defensa autorizó hoy la intervención de las Fuerzas Armadas, en apoyo a la Policía Nacional, en la provincia de Puno, donde se acata un paro en contra de las concesiones mineras y el proyecto minero Santa Ana.

La medida, establecida a través de la Resolución Suprema Nº 191-2011/DE publicada en una edición extraordinaria del boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano, rige desde hoy hasta el 11 de junio.

La disposición también se aplica para garantizar el normal desarrollo de la segunda vuelta electoral que se realizará el próximo 5 de junio.

Precisa que la actuación de las Fuerzas Armadas no releva la activa participación de la Policía Nacional en la zona. El control del orden interno permanece a cargo de la segunda institución.

Además de garantizar los servicios públicos esenciales (agua, luz, aeropuertos, puertos vías de acceso), las fuerzas del orden resguardarán puntos críticos vitales para el normal desarrollo de las actividades de la población.

La intervención de las Fuerzas Armadas no implica la restricción ni suspensión ni afectación de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Política del Perú, las leyes y los tratados internacionales sobre derechos humanos de los que el país es parte.


Aymaras retornan hoy a Puno para exigir cese de concesiones mineras

Los pobladores de la zona sur de la región, que protestan desde hace quince días, en contra de la minería en la región y exigen el retiro de la minera Santa Ana, en el distrito de Huacullani, así como la derogatoria del Decreto Supremo 083, arribarán hoy a la ciudad de Puno, como parte del reinicio de la medida de lucha en la Ciudad Lacustre.

Su llegada nuevamente a la capital del departamento se da luego que se fracasaran las negociaciones con la Comisión de Alto Nivel, integrada por varios viceministros y presidida por el viceministro de Energía y Minas, Fernando Gala Soldevilla.

El viernes último las conversaciones entre autoridades políticas (no participaron los dirigentes) y la comisión de Alto Nivel, se desarrollaron en la ciudad de Juliaca,sin que ambas partes lleguen a un entendimiento.

El Gobierno Central con el fin de dilatar y pasar la “posta” del problema social al próximo gobierno emitió horas atrás la Resolución Suprema N° 131-2011-PCM, firmada por el presidente de la República, Alan García Pérez, por la que se conforma una Comisión Multisectorial, conformada por los ministerios de Energía y Minas, Cultura, Ambiente, el Gobierno Regional de Puno y los alcaldes de las provincias de Chucuito y Yunguyo.

Esta comisión tiene un plazo de trabajo de 180 días; es decir que el problema deberá enfrentarlo el siguiente gobierno de turno, más no la gestión de García Pérez. Los aymaras han rechazado hasta el momento todo intento de solución por parte del Ejecutivo.

La emisión de la Resolución Viceministerial N° 589 que declara al cerro K’hapia como patrimonio cultural de la Nación y que prohíbe las concesiones mineras en esa extensión de terreno no es suficiente para los aymaras, quienes exigen además la cancelación de las concesiones mineras en toda la zona sur y el retiro de Santa Ana, perteneciente a la empresa minera canadiense Bear Creek.

Los pobladores de los distritos de Huacullani, Zepita, Kelluyo, Huacullani, Desaguadero, Juli, mantienen toda la Panamericana Sur bloqueada. Los más perjudicados con estos bloqueos han sido los transportistas de carga provenientes de Bolivia, quienes en un número superior a las 500 unidades, esperan que el conflicto se solucione cuanto antes.

Asimismo, el turismo es otro de los sectores afectados. Alrededor de 500 turistas dejan de ingresar por la frontera entre el Perú y Bolivia diariamente y las pérdidas económicas para este sector son ya incalculables.

Los turistas deben, en algunos casos, cruzar el lago Titicaca por lancha desde Yunguyo hasta la ciudad de Puno. El costo por pasajero llega hasta los 120 soles. Los empresarios de este sector también vienen siendo perjudicados con esta paralización.

Mientras tanto los pobladores de la provincia de El Collao en Ilave evalúan plegarse a la paralización en respaldo a sus vecinos, en Acora, distrito perteneciente a la provincia de Puno han señalado que desde hoy participarán de manera activa de esta medida.

Los aymaras han señalado que radicalizaran su lucha. Para ello han amenazado con tomar edificios del Estado e impedir el paso en las vías de ingreso a la ciudad de Puno, con el fin de presionar al Gobierno de García Pérez para que cancele definitivamente las concesiones mineras en esa parte de la región.

El Consejo Regional de Colegios Profesionales (CORDECOP), también ha hecho público su pronunciamiento. Condenan el otorgamiento indiscriminado de concesiones mineras a lo largo de toda la región atentando la realidad socioeconómica y medioambiental de la región.

Asimismo la institución propone la posibilidad de la cancelación de las concesiones mineras en la región vía un Decreto Supremo y aclaran que la región Puno es eminentemente agropecuaria y que ha aportado a la alimentación mundial con productos ecológicos.

El Gobierno Central si bien ha mostrado la predisposición a solucionar el problema, no atinó en sus acciones. Hasta hoy se desconoce si la comisión de Alto Nivel arribará nuevamente a la región de Puno o esperarán los 180 días que prevé la Resolución Suprema, para agotar el conflicto social de la zona sur de la región Puno.


Más pueblos del sur se suman a lucha aymara

Con la finalidad de defender sus tierras, especialmente el recurso hídrico que les permite desarrollaractividades como la ganadería, agricultura y pesquería,el pueblo aymara de región Puno decidió continuar con la huelga indefinida.

La exigencia al Gobierno Central liderado por Alan García del cese de las concesiones mineras en la región Puno, el retiro definitivo de la minera Santa Anta que prevé explotar plata desde el año siguiente, además de la derogación del decreto supremo 083-2007, que da luz verde a extranjeros la explotación de minerales en la zona.

Luego de dos semanas de protesta, el gobierno regional al firmar la ordenanza 005, que prohíbe las concesiones mineras en la región Puno y exige el retiro de la minera Santa Ana; pasó la papa caliente al Gobierno Central. Es más Mauricio Rodríguez, el último viernes se unió a la lucha de las comunidades indígenas.

Por su parte el Gobierno Central, como una respuesta a la población yunguyeña que sitió la Plaza de Armas el último jueves y vienes, decidió salvaguardar el cerro K’hapia, a través de la Resolución Ministerial Nº 589-2011.Este “apu” que cobija diversos manantiales de agua que sirven a los pobladores de Yunguyo, Copani, Pomata y Zepita, fue declarado como Patrimonio Cultural de la Nación; en adelante, no se podrá concesionar estas tierras para fines de explotación minera, a no ser que el Ministerio de Cultura lo apruebe.

Pero esta respuesta no es suficiente para la población Aymara, al contrario, el fin de semana se vieron burlados por la Comisión de Alto Nivel, cuyos integrantes no llegaron a la ciudad de Puno, donde esperaban los protestantes; prefirieron cobijarse en el Cuartel Francisco Bolognesi de Juliaca, desde allí lanzaron, la ya formalizada comisión multisectorial para solucionar el problema, el mismo que debe alcanzar sus propuestas en 180 días.

Ahora, la situación se complica para el Gobierno Central. Si en un inicio la protesta fue protagonizad por los pobladores de los distritos Huacullani, Kelluyo, Pizacoma, Zepita y Desaguadero; ahora aseguran que pobladores de El Collao y Acora se sumarán a la lucha indígena que lo único que perseguir es preservar la naturaleza, conocida por la cultura andina como “pachamama”.

El último sábado en el distrito de Desaguadero se reunieron un promedio de 2 mil pobladores en su mayoría dirigentes de los distritos del sur, donde acordaron radicalizar las medidas, una parte de la población se trasladarán hasta la ciudad de Puno, pero el resto saldrán a las carreteras para bloquear el tránsito, y así lograr la atención del gobierno central.


Es necesario precisar que durante los días sábado y domingo la frontera peruano boliviana permaneció cerrada, un grupo de comuneros de la zona por turnos aseguraron que el puente internacional de Desaguadero sigaobstruida con alambres de púas y fierros.


Acora se suma al paro contra las concesiones mineras

Los pobladores del distrito puneño de Acora han anunciado su apoyo al paro que viene realizando los pobladores de la zona sur de la región, en contra de la actividad minera, exigiendo además el retiro de la minera Santa Ana.

Los representantes del comité de lucha de la zona sur se reunieron ayer con los representantes de centros poblados, comunidades, parcialidades, sectores, barrios, organizaciones y otros del distrito de Acora, quienes manifestaron que desde las 00:00 horas aacataran el paro.

“55 zonas fueron concesionadas en el sur de nuestra región, señalaron los dirigentes, quienes han manifestado que mañana bloquearan pistas y marcharan hasta el centro de la ciudad lacustre, exigiendo al gobierno central la cancelación definitiva de las concesiones mineras.


* Con información de Los Andes y Agencias