[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

Perù, vogliono arrestare i dirigenti aymara che si sono recati a Lima per dialogare



 "E' un delitto difendere la vita, le nostre terre, le risorse naturali, l'acqua? Noi non abbiamo le mani macchiate dal sangue o dalla corruzione", ha dichiarato Walter Aduviri, il più conosciuto tra i dirigenti aymara arrivati a Lima dalla zona sud della regione di Puno su invito de la jefa del Gabinete, Rosario Fernandez, per riallacciare il dialogo sulle concessioni minerarie nella zona, dopo 32 giorni di scioperi e blocchi stradali nella regione -
Gli aymara non sono mai stati consultati in merito alle concessioni minerarie concesse nelle zone in cui loro vivono da secoli, cosa che viola, oltretutto, il Convenio 169 della OIT -
Stanno lottando strenuamente in difesa del loro territorio e ora li si vuole arrestare; Panamericana Television, dove Aduviri si era recato questa mattina alle sei per un'intervista, gli ha offerto riifugio: fuori, c'è la polizia che aspetta che esca per arrestarlo- I disordini avvenuti nella regione di Puno durante lo sciopero e i blocchi stradali, disordini peraltro che non hanno comportato nessun tipo di aggressione alle persone, sono stati opera, secondo quanto ha affermato con vigore la popolazione sia aymara che non aymara del luogo, ad infiltrati -
Aduviri ha lanciato un appello perché, malgrado quello che sta accadendo a Lima, la protesta nella regione di Puno vada avanti in modo pacifico -

Perú: Dirigente aymara está refugiado en Panamericana Televisión

Servindi, 15 de junio, 2011.-Walter Aduviri, presidente del Frente de Defensa de los intereses de la zona sur de la región Puno, continúa refugiado en el local de Panamericana Televisión desde que llegó a las seis de la mañana para una entrevista. A esa hora, miembros de la policía nacional lo esperaban para capturarlo en cumplimiento de una orden fiscal por lo ocurrido semanas atrás.

Al mediodía se conoció el pedido que habrían solicitado la Fiscalía de la Nación, la Defensoría del Pueblo, varios congresistas y los abogados del dirigente para que la fiscalía de Puno permita que se le tome su manifestación en la ciudad de Lima.

Asimismo, se pide al Segundo Juzgado de Puno que se varíe la orden de detención preventiva y permita el libre desplazamiento de los dirigentes que contribuyan al proceso de diálogo con el gobierno nacional.

La orden judicial pesa también contra otros ocho dirigentes.

Mientras tanto, desde Puno, se conoció la disposición de los fiscales para que se acceda al primer pedido.

Walter Aduviri hizo un llamado a los pobladores de Puno, en Desaguadero y Zepita especialmente, para que mantengan la calma y evitar todo acto de violencia.

Señaló además que espera que el gobierno preste más interés al problema aymara con la solución de sus reclamos.

Aduviri no llegó solo a la televisora, con él estaban cerca de 300 aymaras que esperaban reunirse por la tarde con la presidenta del Consejo de Ministros, Rosario Fernández precisamente para retomar el diálogo. Solo unos pocos forcejeos se produjeron con la policía.

El gerente de Panamericana Televisión, Federico Anchorena, brindó en todo momento las facilidades para que Aduviri tenga las garantías de que no iba a ser detenido. “Aunque el canal no es una embajada, le daremos garantías al señor Walter Aduviri”, dijo. Promovió una conversación con el alto mando policial y el dirigente en las instalaciones del canal.

Los reclamos aymaras llevan 32 días de protestas. En Desaguadero se registra un bloqueo de la carretera.

El dirigente aymara Hermes Cauna señaló que fueron invitados a Lima por la jefa del gabinete Rosario Fernández, pero que desde su salida en Puno notaron que eran perseguidos. En declaración a CAOI, Cauna sostuvo que a pesar de que llevan tres días en Lima ni la presidenta del Consejo de Ministros ni el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, los ha recibido.

Aduviri asistió a la entrevista con el conductor Beto Ortiz para explicar la situación de Puno originada por la imposición de la minería y demostrar que el pueblo aymara no es violento ni se opone a las inversiones, siempre y cuando respeten el medio ambiente y el desarrollo local.

“Aunque detengan a los dirigentes, no vamos a bajar la cabeza ni nos vamos a rendir. Seguiremos en lucha hasta el último día del gobierno de Alan García hasta hacer que se respeten nuestros derechos”, advirtió Hermes Cauna.

“¿Es un delito defender la vida, nuestras tierras y recursos naturales, el agua?”, se preguntó. “Nosotros no tenemos las manos manchadas de sangre ni de corrupción”, subrayó.

Concesiones ilegales

Dijo que las concesiones mineras en sus territorios nunca les fueron consultadas, violando el Convenio 169 de la OIT. Además, la mina Santa Ana se ubica a veinte kilómetros de la frontera con Bolivia, con lo que se viola también el artículo 71 de la Constitución, que prohíbe otorgar concesiones en un radio de cincuenta kilómetros de las líneas de frontera.

La demanda central de los aymaras puneños es la emisión de dos decretos supremos: uno que cancele todas las concesiones mineras en Puno y otro que anule el Decreto Supremo 083 que autoriza el funcionamiento de la mina Santa Ana.