[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

Fw: [ATTAC] INFORMATIVO 640



Title: Document sans nom
 
----- Original Message -----
Sent: Monday, February 06, 2012 5:10 PM
Subject: [ATTAC] INFORMATIVO 640

 


El Famatina no se toca

Latinoamérica

ARGENTINA: EL FAMATINA Y LA HISTORIA DE LA ESPERANZA- El Famatina es nuestro gran protector... Cómo no lo vamos a defender - dice Yanina Millicay, periodista de FM "El hormiguero", de Chilecito, que todos los días cumple su turno y después va a pasar la noche en el acampe que ya lleva semanas al pie de la querida montaña enclavada en la geografía riojana.                                                                                                                          

EN HONDURAS, UN LÍO HECHO EN LOS EE.UU. Es hora de reconocer el desastre exterior político en que se ha convertido el apoyo estadounidense para la administración de Porfirio Lobo en Honduras. El país ha estado hundiéndose en un abismo en relación a los derechos humanos y la seguridad. Ese abismo es, en buena parte producto del Departamento de Estado.

MÉXICO SE MUERE DE HAMBRE CON EL TLC. Desde que México aprobó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) millones de mexicanos se han unido a las filas de los hambrientos. Mientras que la violencia y la sangre de la guerra contra las drogas se apodera de los titulares muchos mexicanos, sobre todo mujeres y niños, hacen frente a la silenciosa y violenta suerte del hambre.


Latinoamérica

EL FAMATINA Y LA HISTORIA DE LA ESPERANZA

Famatina 2 
Carlos del Frade  

El Famatina es nuestro gran protector... Cómo no lo vamos a defender - dice Yanina Millicay, periodista de FM "El hormiguero", de Chilecito, que todos los días cumple su turno y después va a pasar la noche en el acampe que ya lleva semanas al pie de la querida montaña enclavada en la geografía riojana.

"Viene mucha gente de todos lados: Córdoba, San Luis, Mendoza, Buenos Aires y llegan donaciones de agua mineral y alimentos para que sigamos haciendo el aguante e impedir que se lleve adelante un nuevo proyecto de minería a cielo abierto en la Argentina. Estamos permanentemente en asamblea en este pedacito de patria, como le decimos", le dice Yanina a este cronista.

-Para la gente común de Chilecito y Famatina está más que claro que el agua y el cerro valen mucho más que el oro - añade Carlos Camps, otro de los acampantes a más de dos mil metros de altura en el paraje Altos del Carrizal, donde en las próximas horas comenzará una jornada nacional de lucha en defensa del Famatina.

Según Camps, "toda esta solidaridad que llega de todas partes de la punta de iceberg de una lucha que se repetirá en todas las provincias contra los renovados caudillajes que ganan las elecciones y creen que eso les da impunidad para negociar con la naturaleza y con el futuro de las nuevas generaciones. Lo de Famatina será como un reguero de pólvora en contra de esos gobiernos provinciales que se creen dueños de todo porque tuvieron los votos", le cuenta a la Agencia de Noticias Pelota de Trapo.

Los asambleístas, los habitantes de los pueblos Chilecito y Famatina están convencidos que el gobierno de Luis Beder Herrera, titular del ejecutivo riojano, ha perdido la batalla y que, por estas horas, "está buscando una salida adelante para desistir del proyecto de la empresa canadiense Osisko".

La gente grande de los pueblos vecinos se hace un tiempo para hacer panes caseros y otras comidas que les alcanzan a los tigres del Famatina, a los defensores -una vez más como tantas veces en la historia de siglos- del cerro y sus riquezas,  no solamente minerales, sino también profundamente culturales.

Cuentan también que el cura Quinteros avisó de la presencia de los personeros de la corporación haciendo sonar las campanas de la iglesia de Famatina, rememorando al sacerdote que representaba Enrique Muiño en la inolvidable película "La guerra gaucha".

Dicen, en forma paralela, que el sacerdote alentó en una reciente misa a seguir poniendo el cuerpo en defensa del Famatina, que el verdadero cristianismo pasa por salir de la casa y defender lo que es de todos. Y que esas palabras conmovieron a los que son creyentes y mucho más a los que no lo son.

Camps agrega que "hay listas negras elaboradas por información proporcionada por la policía de la provincia de La Rioja al servicio de la multinacional. Una verdadera vergüenza de la cual tendrá que responder el actual gobernador. Además ocho de los principales referentes tuvieron que declarar ante la justicia. Pero no importa, la decisión del pueblo está firme. El Famatina no se toca", dice y se percibe que la consigna no es individual, sino colectiva.

Así se preparan los tigres del Famatina para proseguir la lucha. Mandatos históricos, familiares y necesidad de dejar un futuro mejor, ajeno a los proyectos de extranjerización de riquezas y saqueos de los bienes naturales impulsados por gobiernos traidores a las necesidades del pueblo.

Mujeres, hombres, abuelas, abuelos, niñas y niños, los tigres del Famatina, escriben, por estas horas, una nueva luminosa página en la historia política de la resistencia, en la historia política de la esperanza de las mayorías argentinas.

Fuentes : Entrevistas realizadas por el autor de la nota en distintas radios de Buenos Aires y Rosario.

EN HONDURAS, UN LÍO HECHO EN LOS EE.UU.

Dana Frank*

Es hora de reconocer el desastre exterior político en que se ha convertido el apoyo estadounidense para la administración de Porfirio Lobo en Honduras. Desde el golpe ocurrido el 28 de junio del 2009, que derrocó al presidente democráticamente electo de Honduras, José Manuel Zelaya, el país ha estado hundiéndose en un abismo en relación a los derechos humanos y la seguridad. Ese abismo es, en buena parte producto del Departamento de Estado.

Honduras 2Los titulares han estado llenos de historias de horror sobre Honduras. De acuerdo con las Naciones Unidas, Honduras tiene la mayor tasa mundial de homicidios, y San Pedro Sula, su segunda ciudad más importante, es más peligrosa que Ciudad Juárez, México, un centro para la violencia del narcotráfico.

Gran parte de la prensa en los Estados Unidos ha atribuido esta violencia únicamente para el tráfico de drogas y las pandillas. Pero el golpe fue lo que abrió las puertas a un enorme incremento en el tráfico de drogas y la violencia, y que desató una ola continua de represión estatal.

El actual gobierno del Presidente Lobo llegó al poder en noviembre 2009, elecciones administradas por las mismas figuras que habían iniciado el golpe de Estado. La mayoría de los candidatos de la oposición se retiraron en señal de protesta, y todos los observadores internacionales más importantes boicotearon las elecciones, salvo por el Instituto Democrático Nacional y el Instituto Republicano Internacional, que son financiadas por los Estados Unidos.

El presidente Obama reconoció rápidamente la victoria del Sr. Lobo, aún cuando la mayor parte de América Latina no. El gobierno del señor Lobo es, de hecho, un niño del golpe de Estado. Conserva la mayor parte de las figuras militares que perpetraron el golpe de Estado y nadie ha sido condenado por su ejecución.

Esta cadena de eventos - un golpe de Estado que Estados Unidos no detuvo, una elección fraudulenta que aceptó - ha permitido que la corrupción cese. El sistema judicial no funciona. La impunidad reina. Al menos 34 miembros de la oposición han desaparecido o han sido asesinados y más de 300 personas han sido asesinadas por las fuerzas de seguridad del Estado desde el golpe de Estado, de acuerdo con la principal organización de derechos humanos, COFADEH. Al menos 13 periodistas han sido asesinados desde que el Sr. Lobo asumió el cargo, según el Comité para la Protección de los Periodistas.

Se cree que, la policía en Tegucigalpa, la capital, mató al hijo de Julieta Castellanos, la rectora de la universidad más grande del país, junto con un amigo suyo, el 22 de octubre de 2011. Altos funcionarios de policía rápidamente admitieron que sus sospechosos eran policías, pero no lograron detenerlos inmediatamente. Cuando figuras prominentes se adelantaron a acusar de que la policía está llena de escuadrones de la muerte y de narcotraficantes, el acusador más famoso era un ex comisario de policía, Alfredo Landaverde. Fue asesinado el 7 de diciembre. Sólo a partir de entonces, el gobierno ha comenzado a realizar detenciones importantes de los agentes de policía.

Patrocinada por el Estado, continúa la represión. Según COFADEH, por lo menos 43 activistas campesinos que participan en luchas por la tierra en el Valle del Aguán han sido asesinados en los últimos dos años y medio; en manos de la policía, el ejército y el ejército de seguridad privada de Miguel Facussé. El señor Facussé es mencionado en los cables en de la Embajada de Estados Unidos, publicados por WikiLeaks como el hombre más rico del país, un gran defensor del régimen post-golpe de Estado y propietario de tierras utilizadas para la transferencia de la cocaína.

Y, sin embargo, a principios de octubre, Obama elogió a Lobo en la Casa Blanca por el liderazgo en una "restauración de las prácticas democráticas.” Desde el golpe de Estado los Estados Unidos han mantenido y, en algunas zonas, aumentado el financiamiento militar y policial en Honduras y se ha gestado la ampliación de sus bases militares allí, según un análisis realizado por el Movimiento de Reconciliación.

El Congreso, sin embargo, finalmente ha comenzado a retroceder. En mayo pasado, 87 miembros firmaron una carta a la secretaria de Estado Hillary Clinton pidiendo una suspensión de la ayuda militar y policial a Honduras. El representante Howard L. Berman de California, demócrata de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores, le escribió el 28 de noviembre, preguntando si los Estados Unidos estaban armando un régimen peligroso. Y en diciembre, el senador Patrick J. Leahy, demócrata de Vermont, y otros obtenidos en condiciones de una pequeña parte de los 2.012 policías y la ayuda militar apropiado para Honduras.

¿Por qué el Departamento de Estado se ha lanzado tras la administración de Lobo, pese a la evidencia brutal de la corrupción del régimen? En parte porque se ha rendido ante el electorado cubano-americano de la representante Ileana Ros-Lehtinen, presidenta republicana del Comité de Asuntos Exteriores, y sus aliados. Ellos han sido feroces respecto a Honduras tomándola como primera ficha de dominó, con la cual presionar contra la línea de los gobiernos de centro-izquierda y de izquierda que han ganado elecciones en América Latina en los últimos 15 años. Con su base aérea estadounidense, Honduras también es crucial para la estrategia militar de Estados Unidos en América Latina.

Honduras se sumerge en un abismo trágico, por tanto es el momento para cortar finalmente toda la policía y la ayuda militar. "Deje de alimentar a la bestia” es la forma en que la Sra. Castellanos, la académica, cuyo hijo fue asesinado, lo expresa. Ella, al igual que otros defensores de los derechos humanos, insiste en que el gobierno de Lobo no puede reformarse a sí mismo.

El Departamento de Estado está empezando la ayuda para resolver la situación detrás de las escenas. Sin embargo, activistas hondureños de derechos humanos, junto con muchos de nosotros en los Estados Unidos que se preocupan por Honduras, no creemos que este gobierno puede o debe manejar una limpieza de la fosa séptica que ayudó a crear, mediante el apoyo a un gobierno que debe su poder de un golpe de Estado.

En su lugar, tenemos que respetar las propuestas de enfoques alternativos que defensores de los derechos humanos en Honduras y la oposición están empezando a formular. Estos provienen de personas que todavía están luchando contra el golpe y que continúan el riesgo de pagar el precio de ser muerto a tiros por las fuerzas de seguridad del Estado.

Ellos, no el Departamento de Estado, tienen el derecho de conducir su país hacia adelante

. *Periodista New York Times -  Adital

MÉXICO SE MUERE DE HAMBRE CON EL TLC

Mexico Laura Carlsen

Desde que México aprobó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) millones de mexicanos se han unido a las filas de los hambrientos. Mientras que la violencia y la sangre de la guerra contra las drogas se apodera de los titulares muchos mexicanos, sobre todo mujeres y niños, hacen frente a la silenciosa y violenta suerte del hambre.

Los últimos informes muestran que el número de personas que viven en "pobreza alimentaria" (la incapacidad para adquirir la canasta básica de alimentos) aumentó de 18 millones en 2008 a 20 millones a finales de 2010. Alrededor de un quinto de los niños mexicanos sufren de desnutrición. El Instituto Nacional de Nutrición estimaba el 18 de octubre de 2011 en 728.909 el número de niños menores de cinco años desnutridos. Las estadísticas del gobierno informan que el 25% de la población no tiene acceso a los alimentos básicos (1). Desde la crisis alimentaria de 2008, ha habido un aumento del 3% de la población sin acceso adecuado a los alimentos. Los recién nacidos muestran los mayores índices de desnutrición, lo que indica que la tragedia comienza con la salud materna.

El dramático cambio en los hábitos alimenticios de México desde que se aprobó el TLCAN no sólo se refleja en los millones de personas que se acuestan con hambre. En el lado opuesto de la escala, México se ha convertido en tan sólo una década y media en el segundo país del mundo en obesidad mórbida. El primero es EEUU. La obesidad infantil, sobrepeso y diabetes constituyen en la actualidad los principales problemas de salud, junto con el problema más tradicional del hambre.

No es que los ricos se hagan demasiado gordos y los pobres muy delgados. La gordura ya no representa la abundancia. Son los pobres los que beben Coca-Cola barata cuando no tienen acceso a agua potable o que dan a sus hijos una bolsa de papas fritas cuando los alimentos frescos de la zona ya no están disponibles.

Con otra crisis alimentaria debido al aumento de los precios internacionales, México podría enfrentar disturbios por los alimentos, así como la propagación del hambre y sus consecuencias durante el próximo año. A menos que los disturbios se vuelven violentos o se produzca una convulsión social más amplia como lo ocurrió en los países árabes, no es probable que los medios de comunicación le presten atención.

TLC: un modelo de (in)seguridad en los alimentos

Algo ha ido terriblemente mal. La nación que afirmaba entrar en la prosperidad con la firma del TLC se ha convertido en un ejemplo internacional de graves problemas estructurales en la cadena alimentaria, desde la forma en que produce sus alimentos hasta qué y cuánto (o cuán poco) que consume.

La desnutrición de México tiene sus raíces en la firma del TLC y otros programas neoliberales que han obligado a la nación a alejarse de la producción de alimentos básicos para su propio modelo de "seguridad alimentaria". "La seguridad alimentaria" afirma que un país es seguro, siempre y cuando haya suficientes ingresos para importar sus alimentos. Separa de empleo no agrícola de la seguridad alimentaria y hace caso omiso de la desigualdad de acceso a los alimentos dentro de un país.

La idea de la seguridad alimentaria basado en el acceso al mercado proviene directamente del principal argumento sobre las "ventajas comparativas" del TLCAN. En pocas palabras, la eficiencia económica exige que cada país debe dedicar su capacidad productiva a lo que mejor sabe hacer y liberalizar el comercio transfronterizo. Bajo la teoría de la ventaja comparativa, la mayor parte de México fue considerado no apta para producir su alimento básico, el maíz, ya que sus rendimientos estuvieron muy por debajo de la media de su vecino del norte y socio comercial. Por lo tanto, México debe recurrir a las importaciones de maíz y dedicar sus tierras a los cultivos en los que supuestamente tenía una ventaja comparativa, como las frutas de temporada y tropicales y hortalizas. Suena simple. Sólo tienes que eliminar tres millones de productores ”ineficientes” de maíz ineficiente (y sus familias) y trasladarles a la fabricación o ensamblaje, donde su mano de obra barata constituye una ventaja comparativa. Las consecuencias culturales y humanas para estos campesinos y comunidades enteras de obsoletos indígenas no preocupan en esta ecuación.

Diecisiete años después del TLCAN, más de 2 millones de agricultores se han visto obligados a abandonar sus tierras por los bajos precios y el desmantelamiento de los apoyos del gobierno. No encontraron puestos de trabajo en la industria. En cambio la mayoría de ellos pasaron a formar parte de un éxodo masivo como migrantes mexicanos a los Estados Unidos, que se estima en medio millón al año. En los primeros años del TLCAN, las importaciones de maíz se triplicaron y el precio al productor cayó a la mitad.

La conversión a otros cultivos llevó años en la mayoría de los casos. Los precios fueron volátiles y poco confiables las cosechas. En muchas ocasiones no eran cultivos factibles para las pequeñas parcelas, a menudo rocosas que veían en el maíz una garantía para su dieta de subsistencia. El resultado es que sólo creció un 2% la producción agrícola total.

Las áreas que se adaptaron con éxito a la agricultura industrial y los cultivos de agroexportación se caracterizan por una flagrante violación de los derechos laborales de los trabajadores agrícolas migrantes, contaminación generalizada, aguas residuales y la extrema concentración de tierras y recursos.

Para los hambrientos, esto significa que los precios fijados en el mercado internacional determinan quién come y quién se muere de hambre. Los consumidores mexicanos ahora pagan más por las tortillas de maíz y alimentos en general. Los aumentos de precios en el mercado internacional a empujar al alimento básico fuera del alcance de los millones de pobres en el país.

La dependencia de alimentos

En el post-TLCAN, el 42% de la comida que se consume en México proviene del extranjero. Antes del TLCAN, el país gastó 1.800 millones de dólares en importaciones de alimentos. Ahora gasta la friolera de 24.000 millones. En una entrevista, el investigador Ernesto Ladrón de Guevara señaló que en algunos alimentos básicos la dependencia de las importaciones es dramática: 80% en arroz, 95% de la soja, 33% en frijol y 56% en el trigo. Es el primer país del mundo en importación de leche en polvo. El una vez próspero México en el sector lácteo ahora, en virtud del TLCAN, debe importar la leche en polvo de una multinacional vinculada a la crisis de la desnutrición infantil.

México importa el 33% de lo que consume, pasando de 250.000 toneladas antes del TLCAN a los 13 millones actuales. El departamento de Agricultura de EE.UU. estima que si continúan las tendencias actuales México va a adquirir el 80% de sus alimentos de otros países (principalmente Estados Unidos). La FAO, el organismo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación, considera que un país es dependiente en cuestión alimenticia cuando las importaciones superan el 25% del total de las exportaciones.

Cara, yo gano; cruz, tú pierdes

La toma del poder corporativo del sistema alimentario de México ha llevado a la catástrofe alimentaria y de la salud. Las empresas transnacionales de alimentos no sólo importan libremente en los mercados de comida mexicana, ahora son los productores, exportadores e importadores, todo en uno, que operan en el interior del país.

Desde el TLC, las empresas han devorado los recursos humanos y naturales en una escala casi increíble. La producción ganadera ha pasado de pequeñas granjas para los mercados locales a Tyson, Smithfield, y Pilgrims Pride. El uso masivo y la contaminación del agua y la tierra ha conducido desastres ambientales y sanitarios en todo el país. Millones de empleos se han perdido por la concentración y los métodos de la agricultura industrializada.

Tomemos el caso de Com Products International (CPI). La transnacional presentó una reclamación contra el gobierno mexicano en 2003, acogiéndose al TLC, alegando una pérdida para su negocio debido a un impuesto sobre el jarabe de maíz de alta fructosa en las bebidas. La razón de México para imponer el impuesto era para salvar una industria de caña de azúcar que proporciona empleo a miles de ciudadanos y desempeñó un papel económico crucial en muchas regiones. Curiosamente, el gobierno vio frustrado su intento de acceder, también en virtud del TLC, al muy protegido mercado estadounidense del azúcar.

Un tribunal del TLCAN dictaminó sobre el caso en 2008. México tuvo que pagar 5'8 millones de dólares a una compañía que tiene unas ventas netas de 3.700 millones de dólares anuales. La multa pagada por el gobierno mexicano podría haber cubierto un año de la canasta básica de alimentos a más de 50.000 familias pobres. La CPI es una empresa subsidiaria de la Corn Products Arancia, una de las transnacionales de alimentos más poderosas que operan en el país, junto con Maseca /Archers Daniel Midland y Cargill. Son las grandes empresas de agronegocios que desempeñaron un papel clave en la crisis de la tortilla de maíz de 2007 por el acaparamiento de las cosechas y elevación del precio internacional. Esa crisis provocó la protesta de miles de mexicanos pobres ante lo que supuso un aumento del 50% del precio de la tortilla de maíz.

El TLCAN y otros acuerdos de libre comercio otorgan a las corporaciones el poder de decidir qué comemos, qué compramos, quién tiene trabajo y quién no y si un pueblo dedicado a la producción local de alimentos va a sobrevivir o presencial el final de sus tradicionales medios de subsistencia durante generaciones.

Alimentar a los hambrientos, arreglar el sistema

Las organizaciones mexicanas han comenzado a reunirse después de años de divisiones para responder a la crisis alimentaria y arreglar un sistema en muy mal estado. Lograron que una reforma constitucional para incluir el derecho a la alimentación. Ahora la batalla es en la adaptación al presupuesto rural para que ese derecho sea una realidad.

Organizaciones de pequeños agricultores se han unido a organizaciones de agricultores familiares en los Estados Unidos y Canadá para pedir la renegociación del TLCAN y eliminar de él los alimentos básicos y la producción agrícola. Pero la Administración Obama, con sus compromisos adquiridos, deja muy poco espacio para el cambio. Sin embargo, no cejan en sus esfuerzos para arreglar el sistema alimentario antes de que se agrave la crisis. Las organizaciones de EEUU están viendo la oportunidad de unir sus demandas a las del movimiento Ocupar Wall Street Ocupar en todo el país.

El control corporativo del sistema alimentario encerrado en el TLCAN no sólo afecta a las personas en México. Nadie espera que la situación mejore por sí misma. Al profundizarse la crisis, los movimientos ciudadanos deben buscar puntos de unión transfronteriza para proteger su salud, sus medios de subsistencia y sus derechos. En el futuro, lo que comemos, cómo comemos, y si comemos dependerá de sus esfuerzos.

*Directora del Programa de las Américas para el Center for International Policy en México


Adital  - Nota: (1) http://web.coneval.gob.mx/Paginas/principal.aspx
RTF: http://archive.attac.org/attacinfoes/attacinfo640.rar
PDF: http://archive.attac.org/attacinfoes/attacinfo640.pdf

SUSCRIPCIÓN Y DES-SUSCRIPCIÓN A “El Grano de Arena”
o CAMBIO DE MAIL:
http://list.attac.org/wws/subscribe/attac-informativo
Para obtener un número anterior entrar en
http://list.attac.org/wws/arc/attac-informativo

Corresponsal de Attac España : Alfonso Hernández Lara
Distribución: Tom Roberts
Edición: Susana Merino


Allegato Rimosso
Allegato Rimosso
Allegato Rimosso