[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

[Latina] attac- informativo 736



Latinoamérica

ALIANZA DEL PACÍFICO: ¿INTEGRACIÓN O DEPENDENCIA? El tablero político de América Latina se sacudió estos últimos años con la aparición de la Alianza del Pacífico, bloque regional constituido por México, Colombia, Perú y Chile. No es casual: se trata de cuatro países que tienen Tratados de Libre Comercio con EE.UU., ¿Cuáles son sus principios organizativos? ¿Qué tipo de integración buscan estos países?
HAMBRE DE PAN… DE VERDAD Y DE RESPETO Respaldamos absolutamente al Papa Francisco en cuanto a que, resulta inmoral e inadmisible, que haya quienes sufran hambre. Estamos convencidos de que el hambre en el mundo es un flagelo provocado por el capitalismo globalizado, tanto como por la codicia humana, y creemos como tantas personas preocupadas por esta situación, que debemos esforzarnos para que pueda ser erradicado. Compartimos, asimismo, de modo vehemente sus conceptos emitidos en la jornada por la paz mundial.
NEGOCIACIONES POR UN ACUERDO MERCOSUR-UNIÓN EUROPEA La trascendencia de las negociaciones en marcha para la firma de un acuerdo de liberalización económica y comercial del MERCOSUR con la Unión Europea (UE) requiere que sus alternativas sean conocidas en forma amplia y puestas en debate público.
ARGENTINA, CÓRDOBA.: NO A MONSANTO. LA JUSTICIA ORDENÓ QUE SE PARALICEN LAS OBRAS DE LA MULTINACIONAL EN MALVINAS ARGENTINAS “Esta decisión judicial significa otro revés para Monsanto. No es una solución definitiva porque está pendiente el estudio de impacto ambiental que deberá ser dado a conocer en marzo”, manifestó Gastón Mazalay, referente de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, tras conocer el fallo. La empresa apelará ante el TSJ.
PANAMÁ: LA JUVENTUD REBELDE DE LA GESTA DEL 9 DE ENERO cuyo cincuentenario conmemoramos hoy - sigue siendo el grito de guerra del pueblo panameño y de la juventud. Es el símbolo del proyecto de Nación y recoge lo más noble de nuestro patriottismo

 


El “largo viaje” hacia Palestina

Mundo

EL “LARGO VIAJE” HACIA PALESTINA. 65 años después de aprobada, la resolución 194 sigue perturbando al conflicto palestino-israelí

Latinoamérica

ALIANZA DEL PACÍFICO: ¿INTEGRACIÓN O DEPENDENCIA? El tablero político de América Latina se sacudió estos últimos años con la aparición de la Alianza del Pacífico, bloque regional constituido por México, Colombia, Perú y Chile. No es casual: se trata de cuatro países que tienen Tratados de Libre Comercio con EE.UU., ¿Cuáles son sus principios organizativos? ¿Qué tipo de integración buscan estos países?
HAMBRE DE PAN… DE VERDAD Y DE RESPETO Respaldamos absolutamente al Papa Francisco en cuanto a que, resulta inmoral e inadmisible, que haya quienes sufran hambre. Estamos convencidos de que el hambre en el mundo es un flagelo provocado por el capitalismo globalizado, tanto como por la codicia humana, y creemos como tantas personas preocupadas por esta situación, que debemos esforzarnos para que pueda ser erradicado. Compartimos, asimismo, de modo vehemente sus conceptos emitidos en la jornada por la paz mundial.
NEGOCIACIONES POR UN ACUERDO MERCOSUR-UNIÓN EUROPEA La trascendencia de las negociaciones en marcha para la firma de un acuerdo de liberalización económica y comercial del MERCOSUR con la Unión Europea (UE) requiere que sus alternativas sean conocidas en forma amplia y puestas en debate público.
ARGENTINA, CÓRDOBA.: NO A MONSANTO. LA JUSTICIA ORDENÓ QUE SE PARALICEN LAS OBRAS DE LA MULTINACIONAL EN MALVINAS ARGENTINAS “Esta decisión judicial significa otro revés para Monsanto. No es una solución definitiva porque está pendiente el estudio de impacto ambiental que deberá ser dado a conocer en marzo”, manifestó Gastón Mazalay, referente de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, tras conocer el fallo. La empresa apelará ante el TSJ.
PANAMÁ: LA JUVENTUD REBELDE DE LA GESTA DEL 9 DE ENERO cuyo cincuentenario conmemoramos hoy - sigue siendo el grito de guerra del pueblo panameño y de la juventud. Es el símbolo del proyecto de Nación y recoge lo más noble de nuestro patriotismo.


Mundo

EL “LARGO VIAJE” HACIA PALESTINA

65 años después de aprobada, la resolución 194 sigue perturbando al conflicto palestino-israelí

Por Ghada Karmi (*)
Traducción por María Landi (**)

3Diciembre de 2013 será recordado como el mes de la muerte de Nelson Mandela, un hito que culminó con la épica vida del hombre que dejó un legado de compasión hacia todos los pueblos que sufren injusticias, en especial el palestino. Mandela habló de “la injusticia y las graves violaciones de derechos humanos que se cometen en Palestina”, y acuñó la famosa sentencia: “Sabemos muy bien que nuestra libertad es incompleta sin la libertad de los palestinos“. Es una coincidencia oportuna que ese mismo mes marque también el aniversario del intento internacional de revertir la más notoria y persistente de todas las injusticias cometidas con los palestinos: su desplazamiento y despojo en 1948.

El 11 de diciembre hizo 65 años que la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la Resolución 194, que exhortó al recién creado Estado de Israel a repatriar a las y los desplazados palestinos “que deseen vivir en paz con sus vecinos (…) en la fecha más pronta posible”, y a compensarlos por sus pérdidas. Y se creó una Comisión de Conciliación con el propósito de supervisar la reparación.

A pesar de que nunca fue implementada, la Resolución 194 es el fundamento jurídico del “derecho al retorno” al que los palestinos se han aferrado durante 65 años. En las décadas siguientes, las y los refugiados palestinos, lejos de regresar a sus hogares, pasaron a convertirse en una característica semi-permanente del paisaje árabe, habitando en los campamentos, lejos de la vista y a menudo olvidados. Ahora que la atención mundial se centra en la crisis de los y las refugiadas en Siria, los palestinos se han vuelto aún más invisibles.

De nuevo olvidados

La crisis de Siria es realmente trágica, pero es bueno recordar que no afecta sólo al pueblo sirio. Entre los dos millones de personas que se estima han sido desplazadas por el conflicto desde 2011, hay unas 270.000 palestinas, aproximadamente la mitad de las 540.000 personas que vivían en campamentos de la ONU sirios, convertidas ahora en refugiadas por segunda vez. Ellas han atraído mucha menos atención, aunque su destino es mucho peor. Las que huyeron a Líbano o Jordania han encontrado muy poco apoyo allí y no pueden regresar a Siria, ya que dos tercios de sus campamentos han sido destruidos o se han convertido en zonas de guerra.

Mientras para las y los refugiados sirios existe la posibilidad de que en algún momento puedan regresar a su país, esa posibilidad no es ni remota para los palestinos. Si la Resolución 194 se hubiera implementado, esta situación no existiría.

La obstinación de Israel

Lo que ha llevado a esta situación es el permanente rechazo de Israel a la Resolución 194, y a la justicia más elemental. Desde el comienzo, Israel rechazó las exigencias de la ONU sobre la repatriación palestina, a pesar de que los términos de su admisión como miembro de las Naciones Unidas exigían el cumplimiento de las resoluciones de la ONU, incluyendo la 194. Cuando el Mediador de la ONU para Palestina, el diplomático sueco Conde de Bernadotte, consternado por la situación de los refugiados, trató de impulsar su repatriación en conformidad con la Resolución 194, disidentes de la milicia israelí Irgún al mando de Menachem Begin (más tarde Primer Ministro de Israel) lo asesinaron en septiembre de 1948.

Nada ha logrado cambiar la oposición de Israel. En 65 años, no ha repatriado a un solo refugiado, no reconoció nunca su responsabilidad en la creación del problema de los refugiados, ni se disculpó por sus acciones de 1948, exigiendo en cambio que las y los refugiados se asienten en otros estados y busquen compensación a través de fondos internacionales.

Esta política de la negación le ha sido redituable a Israel. Cuando otro cuarto de millón de personas palestinas fueron desplazadas en la guerra de 1967, tampoco se les permitió volver nunca, pero esta vez hubo menos condena internacional. Con el paso de los años, la expulsión de la población palestina de las tierras ocupadas por Israel -más lenta pero continua- también ha pasado desapercibida. Actualmente el gobierno israelí se propone despojar a otras 40.000 personas beduinas del Negev y apoderarse de sus tierras, mediante el llamado Plan Prawer, creando así más desplazados internos. Ninguna acción internacional parece dispuesta a impedir que Israel continúe con este plan despiadado.

Al ignorar el derecho palestino al retorno, Israel se ha guiado por el pensamiento de su primer Primer Ministro David Ben-Gurion, quien el 18 de julio de 1948 escribió en su diario: “Tenemos que hacer todo lo posible para garantizar que [los refugiados palestinos] nunca regresen. Los viejos morirán y los jóvenes olvidarán.”

Pero a pesar de los esfuerzos de Israel y de la traición de las potencias mundiales y de los dirigentes árabes, el pueblo palestino no ha olvidado.

Documentar el sufrimiento

En esta lucha solitaria contra el olvido, llega la noticia de una iniciativa importante de UNRWA, la agencia de la ONU creada en 1949 para atender a las y los refugiados palestinos, que les apoyará en ese esfuerzo. Es poco sabido que el archivo de UNRWA ha mantenido un rico registro de la experiencia de los refugiados palestinos en fotografías, videos y películas, desde los primeros días hasta la actualidad. Consiste en imágenes vívidas del pueblo palestino en varias etapas del proceso de convertirse en refugiado: cuando fueron obligados a abandonar sus hogares en 1948; el establecimiento de los campamentos de refugiados en la década de 1950; el segundo éxodo de refugiados en 1967; la población refugiada en Líbano; y la vida de las comunidades refugiadas desde la década de 1980 hasta el siglo XXI.

Gran parte de esta valiosa colección de medio millón de imágenes que relata la historia y desarrollo de la tragedia de los refugiados va a ser digitalizada y así preservada para la posteridad. Es un proyecto enorme y costoso, ya inscrito en el Registro “Memoria del Mundo” de la UNESCO. Estará disponible a escritores, académicas, investigadores y periodistas, pero sobre todo a las generaciones de palestinos y palestinas que aprenderán acerca de su historia y sabrán que va a estar a salvo de la destrucción futura por parte de aquellos que, como Israel, están ansiosos por borrar el pasado.

Algo de eso ya sucedió. En la invasión israelí al Líbano en 1982, y durante el ataque contra Gaza en 2008, Israel confiscó o destruyó una cantidad desconocida de documentos de UNRWA. Aunque por seguridad gran parte del archivo ha sido trasladado de un lugar a otro, el proyecto de digitalización lo protegerá para siempre.

El proyecto de UNRWA se inauguró en Jerusalén a finales de noviembre con una exposición magnífica: “El largo viaje“, con fotografías nunca antes vistas del éxodo de los refugiados en sus primeros días, que datan de finales de los años 1940 y 1950. Está previsto que la exposición salga de gira por varios países árabes, y posiblemente a Europa. Pero dondequiera que vaya merece la mayor audiencia posible, para traer de nuevo a la conciencia pública un tema deliberadamente marginado, negado y calumniado durante 65 años.+ (PE/Palestina en el Corazón)

(*) Jerusalén, 1939, refugiada palestina residente en Londres, médica, académica, activista y escritora. Es autora de “Casada con otro hombre: el dilema de Israel en Palestina” y de numerosos artículos de análisis publicados, entre otros, en The Guardian, The Nation, y Journal of Palestine Studies.

(**) Activista de derechos humanos latinoamericana, comprometida con la causa palestina. Desde 2011 ha sido voluntaria en distintos programas de observación y acompañamiento internacional en Cisjordania: EAPPI (en Yanún/Nablus), CPT (Al-Jalil/Hebrón), IWPS (Deir Istiya/Salfit) y Kairos Palestine (Belén). Autora del blog “Palestina en el corazón” ECUPRES

ALIANZA DEL PACÍFICO: ¿INTEGRACIÓN O DEPENDENCIA?

Juan Manuel Karg

5El tablero político de América Latina se sacudió estos últimos años con la aparición de la Alianza del Pacífico, bloque regional constituido por México, Colombia, Perú y Chile. No es casual: se trata de cuatro países que tienen Tratados de Libre Comercio con EE.UU., y cuyos últimos gobiernos han sido mayormente conservadores: Peña Nieto en México, Santos en Colombia, Humala en Perú y Piñera en Chile. ¿Cuáles son sus principios organizativos? ¿Qué tipo de integración buscan estos países?

A través de la “Declaración de Lima”, primer documento del bloque, los países miembros señalan la necesidad de “avanzar progresivamente hacia el objetivo de alcanzar la libre circulación de bienes de servicios, capitales y personas”. Esta idea de integración llevó a que el bloque forme el Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico (CEAP), entre cuyas funciones está elevar a los respectivos gobiernos “recomendaciones y sugerencias para la mejor marcha del proceso de integración y cooperación económica-comercial entre nuestros países”.

¿Cuál es la visión que hay tras esto? La noción de que la integración entre los países sólo debe ser comercial, económica, y financiera, sin tener implicancias de unión en lo político, lo social, lo cultural. Esto es, sin lugar a dudas, una falacia, ya que detrás de toda acción –o inacción- en lo económico hay política. Hasta el neoliberalismo más ortodoxo de los ´90 se amparó en una política bien definida: la “reforma” del Estado en busca de su achicamiento, con el consiguiente desmantelamiento del aparato productivo, entre otros efectos.

Ahora bien, y relacionado con esto mismo, la creación de la Alianza del Pacífico ha tenido rápidas repercusiones en los organismos multilaterales de crédito. Uno de sus máximos exponentes, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entregó “apoyo técnico a los gobiernos y representantes empresariales”, tal como figura en su página web. Vale recordar que EE.UU. cuenta con más del 30% del paquete accionario del BID, siendo fundador del mismo y garantizando su funcionamiento mediante su sede en Washington. El país que gobierna Barack Obama, además, es miembro observador de la Alianza del Pacífico, lo que cierra un círculo de intereses en común entre ambos.

Las críticas a la integración propuesta por la Alianza del Pacífico

Numerosos políticos e intelectuales han realizado críticas a la conformación de la Alianza del Pacífico, con similares perspectivas: la denuncia a un intento de “paralización” de la integración regional –y su subordinación a Washington- como los principales motivos para oponerse a este bloque emergente.

Para el vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, esta alianza de países “parece estar puesta para bloquear esta mirada hermanada del continente”, al haber nacido “muy fuertemente vinculada a los intereses de EE.UU” tal como declaró en diciembre pasado en España. Tras ello, explicó su visión sobre la integración, al decir que "somos un continente, somos hermanos de historia. Nos necesitamos mutuamente. Los mejores resultados para nuestros países van a venir si nos fusionamos en un gran horizonte compartido".

El presidente ecuatoriano Rafael Correa fue más enfático: señaló la existencia de una “reconstitución” de la derecha en el continente, expresada en cierta forma por estos países, al no proponerse “crear una gran sociedad con ciudadanos de la región; sino crear un gran mercado, crear consumidores”.

El dilema integracionista: ¿subordinación o autonomía?

Los próximos 30 días de América Latina y el Caribe serán importantes en lo relativo a la integración regional: en La Habana, Cuba, se realizará la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños –CELAC-, el 28 y 29 de enero; y, a su vez, el 31 de este mismo mes, en Caracas, Venezuela, tendrá lugar la XLVI Cumbre Presidencial del Mercosur. Sin intentar perder iniciativa, y mostrando su dinamismo, los presidentes de la Alianza del Pacífico planifican una reunión en Cartagena de Indias, Colombia, para el 10 de febrero. Como se ve, las frías agendas diplomáticas guardan también una disputa central sobre las relaciones que deben darse, entre sí, los países de nuestro continente.

Para finalizar, son necesarias algunas preguntas de cara al futuro cercano de nuestro continente: ¿Puede un bloque que, en teoría, busca la integración de los países de América Latina y el Caribe, actuar subordinado a los intereses de los organismos multilaterales de crédito como el BID? ¿Cuál son las motivaciones ideológicas de estos países para no integrar mecanismos de integración económica, política y social ya existentes, como CELAC, Unasur, Mercosur o ALBA? ¿Hasta dónde llegará este intento de intentar paralizar –y paralelizar- las herramientas de integración autónomas que, durante estas últimas décadas, se han dado nuestros pueblos o gobiernos?

El 2014 que acaba de comenzar podrá brindarnos algunas respuestas a estos interrogantes, a la luz de las próximas cumbres presidenciales, cuyos acuerdos nos darán mayores elementos para comprender los años venideros en la integración de nuestro continente.

- Juan Manuel Karg es Licenciado en Ciencia Política UBA, Investigador Centro Cultural de la CooperaciónURL de este artículo: http://alainet.org/active/70253

HAMBRE DE PAN… DE VERDAD Y DE RESPETO

7Respaldamos absolutamente al Papa Francisco en cuanto a que, resulta inmoral e inadmisible, que haya quienes sufran hambre. Estamos convencidos de que el hambre en el mundo es un flagelo provocado por el capitalismo globalizado, tanto como por la codicia humana, y creemos como tantas personas preocupadas por esta situación, que debemos esforzarnos para que pueda ser erradicado. Compartimos, asimismo, de modo vehemente sus conceptos emitidos en la jornada por la paz mundial:

“ En particular, el sector agrícola es el sector primario de producción con la vocación vital de cultivar y proteger los recursos naturales para alimentar a la humanidad. A este respecto, la persistente vergüenza del hambre en el mundo me lleva a compartir con ustedes la pregunta: ¿cómo usamos los recursos de la tierra? Las sociedades actuales deberían reflexionar sobre la jerarquía en las prioridades a las que se destina la producción. De hecho, es un deber de obligado cumplimiento que se utilicen los recursos de la tierra de modo que nadie pase hambre. Las iniciativas y las soluciones posibles son muchas y no se limitan al aumento de la producción. Es de sobra sabido que la producción actual es suficiente y, sin embargo, millones de personas sufren y mueren de hambre, y eso constituye un verdadero escándalo. Es necesario encontrar los modos para que todos se puedan beneficiar de los frutos de la tierra, no sólo para evitar que se amplíe la brecha entre quien más tiene y quien se tiene que conformar con las migajas, sino también, y sobre todo, por una exigencia de justicia, de equidad y de respeto hacia el ser humano. En este sentido, quisiera recordar a todos el necesario destino universal de los bienes, que es uno de los principios clave de la doctrina social de la Iglesia. Respetar este principio es la condición esencial para posibilitar un efectivo y justo acceso a los bienes básicos y primarios que todo hombre necesita y a los que tiene derecho” .

Como grupo humano y activista movido por fuertes motivaciones sociales y especialmente morales, como Grupo de Reflexión Rural de la República Argentina que se propone generar nuevos pensamientos, proponemos que la Iglesia , y particularmente el Vaticano, establezca los debates necesarios acerca de cómo combatir el hambre en el mundo a partir del pensamiento inspirado de Francisco, pero recomendaríamos que esos debates sean encarados a partir de análisis críticos sobre las causas sistémicas que lo generan, y que se eviten las miradas urbanas y superficiales, cuando no meramente académicas, que son las que pareciera, suelen primar cada vez que el tema sale a debate.

Comencemos reconociendo que, en el mundo globalizado, los alimentos que el hombre necesita para vivir y desarrollarse han devenido en francas mercancías. Su producción y comercialización corresponden cada vez más, a gigantescas empresas guiadas tan sólo por el lucro y la ganancia que han terminado apoderándose de la mesa familiar y de todo lo que comemos. La antigua capacidad de cada uno de proveer a su propia alimentación ha sido gradualmente reemplazada por entidades e instituciones encargadas de “dar de comer”. Así, de esa manera, lo que en el mandato bíblico pudo ser una situación absolutamente excepcional, se ha convertido en atribuciones propias del mercado, cuando no también, de los mismos gobernantes que utilizan esta capacidad del Estado de dar de comer para generar políticas que asistencializan e invalidan a los necesitados y les expropian el poder que tuvieran alguna vez, cuando fueron autónomos en proveer a su propia alimentación o a una parte significativa de ella.

Esos alimentos mercancías son hoy gracias a las empresas corporativas que guían los mercados, objetos de procesos de escala gigantesca. A la producción masiva de animales en encierro, sometidos a una crueldad funcional inaudita, se le suma la alimentación con balanceados industriales y el uso intensivo de fármacos, hormonas y antibióticos de todo tipo, de tal manera que, más que alimentarnos terminan enfermando a quiénes los consumen. Lo mismo ocurre con los cereales, con las legumbres y en general con todos los frutos de la tierra producidos ahora, en escala industrial y abrumadora mediante brutales procesos de agriculturización que deterioran y envenenan los suelos con ingentes cantidades de agrotóxicos. Este sistema es guiado por visiones cada vez más tecnocráticas, con fertilizantes químicos y semillas genéticamente modificadas. Que el hambre en el mundo no vuelva a ser excusa para alimentar nuevamente desde estrados académico religiosos el hambre insaciable de ganancias de los nuevos poderes corporativos Biotecnológicos…

Creemos, asimismo, que no es propicio abordar el tema del hambre comenzando con ilustraciones sobre las nefastas consecuencias del consumo desproporcionado de comida en algunos lugares del Planeta en que la norma sería la disipación y el desenfreno. Esa mirada a fuer de sesgada y urbana, pone siempre el énfasis en el desperdicio en destino e ignora o invisibiliza los modos de producir y los desperdicios en origen. Y con esto nos referimos a la ruralidad en desmedro de cosmovisiones urbano fabriles cada vez más hegemónicas. Una perspectiva semejante basada en los desperdicios, más allá de que aquellas situaciones de hiperconsumismo impliquen explícitas profanaciones y desprecio por los seres humanos y por el trabajo del hombre en general, podrían colaborar a sugerir soluciones a partir de mejores distribuciones de las mercancías producidas por los grandes conglomerados corporativos. Estamos convencidos de que esa mejor distribución, aún de poderse lograr, tampoco solucionaría el problema del hambre y de la desnutrición que enfrenta la humanidad. El crimen del mundo globalizado es la industrialización masiva de alimentos, su creciente encarecimiento, el que obligue a la ingesta inexorable de comida chatarra, el que conduzca a la apropiación de las materias primas y de los territorios, al uso generalizado de publicidad y de packaging suntuario, y al concepto de valor agregado, cuando en definitiva, lo que se agrega son solamente costos y precios por gastos de energía y enormes traslados que, al fin y al cabo, sólo garantizan la monopolización de la producción de alimentos en manos de la agroindustria, pero nunca una mayor calidad nutricional ni ecológica.

Por todo ello, pensamos que será consecuente con nuestras creencias religiosas y o sociales, tanto como con nuestros intereses de poder comer alimentos sanos y nutritivos, si en el debate de la Iglesia , y de Caritas particularmente, se encara a los alimentos como productos de la Cultura , frutos del trabajo y de la correspondencia humana con el mundo natural que, en definitiva, refiere al milagro de la Creación. Así entendido, salta a la luz que hasta aquellos que tienen más dinero para consumir e inclusive, que pueden permitirse desaprovechar los alimentos que compran en exceso, guiándose por las publicidades y el afán de consumir y que eligen por las marcas aquellos alimentos industrializados que proveen los supermercados suelen sufrir, también, las epidemias modernas propias del consumismo y de la ingesta de comida chatarra. Nos parece importante enfatizar que las miradas que se aferran a las consecuencias inmediatas y que desconocen las causas profundas del hambre en el mundo, como aquellas otras que se engañan creyendo que la incorporación de tecnologías que prometen aumentar al infinito las actuales producciones,  podrían resolver el problema, resultan ser, a corto plazo, absolutamente funcionales al sistema implantado y no hacen sino agravar la situación de aguda desprotección y vulnerabilidad alimentaria en que permanece sumergida gran parte de la población del Planeta.

Recordemos el modo en que Caritas Argentina respondió a la angustiante hambruna vivida en el país a partir de la debacle económica de finales del año 2001. Luego del saqueo de los supermercados, y cuando el hambre era un fantasma que recorría insomne las periferias urbanas de indigencia, en los comedores de Caritas Argentina se distribuía como alimento para los pobres y desesperados la misma soja transgénica que se exportaba para los cerdos de China y de Europa. ¡Qué paradoja tan siniestra aquella! Esa misma soja que necesitada de territorios vacíos, que forzó los desplazamientos indígenas y campesinos, que contribuyó a su pobreza, a su hambre y a su dependencia de políticas asistenciales, se distribuía entonces entre ellos, como único alimento… Y se distribuyó, además, de manera porfiada por años y bajo justificaciones caritativas, pese a que públicamente numerosas voces incluso oficiales, denunciaran la indiscutida peligrosidad de la ingesta de Soja, especialmente por parte de menores, de embarazadas, de ancianos y de sujetos con defensas disminuidas, como los enfermos.

Esas bolsas de soja GM las donaban los productores agrarios para apagar las llamas del desorden social, pero ocurría que, era la misma soja causante de la catástrofe que se vivía, tanto del desempleo masivo en la agricultura, cuanto del despoblamiento de enormes sectores rurales obligados a emigrar a los cordones urbanos de extrema pobreza. Ese daño no solo no ha sido revisado, sino que permanece en la oscuridad de lo que no se menciona, de lo que se prefiere olvidar... Pero no es barriendo bajo la alfombra lo que nos avergüenza el modo en que podremos aportar a resolver el hambre en el mundo. Todo lo contrario, el silencio sobre aquellas actividades benéficas que daban por cierto que los OGM podrían ser una comida válida para los pobres y hambrientos de la Argentina en estado de emergencia, se encuentra avalada todavía por prominentes miembros de las Academias Pontificias que, lamentablemente, están convencidos, pese a las repetidas evidencias de lo contrario, de que las propuestas de la ciencia empresarial y de las Corporaciones Biotecnológicas, podrían resolver los problemas alimentarios de la Humanidad.

Para aclarar nuestra reflexión sobre cómo encarar el debate del hambre, proponemos indagar críticamente al libre comercio y a la creciente especulación financiera sobre el precio de los alimentos, así como a la aparición de fondos buitres en las Bolsas de Cereales y comodities,  que desvirtúan terriblemente el poder de compra de los países periféricos. Deberíamos considerar los riesgos a que nos someten las Corporaciones Biotecnológicas con los OGM nunca suficientemente investigados . Nos debemos un debate acerca de  la actual a gricultura química adicta al derroche de agua y de petróleo, al patentamiento de las semillas, al acaparamiento empresarial de tierras o landgrabbing, la especulación de mercado y al rol de las instituciones transnacionales como las causas del hambre y de otras tales como el éxodo a las periferias urbanas y la megalopolización compulsiva del planeta. No quedan fuera de estas consecuencias, el tráfico de seres humanos, las epidemias de obesidad y otras enfermedades propias del llamado Progreso, la aceptación generalizada de la explotación humana sobre otros humanos y el imperio de la diversidad sobre la certeza de cuanto nos es común como seres humanos. Y para concluir esta penosa lista de situaciones atroces y como si no bastara con lo expuesto, se suma el Cambio Climático y la devastación creciente de la Naturaleza por parte de las Corporaciones transnacionales...

Debemos volver a sistemas de agricultura natural, debemos revisar de manera radical los criterios de urbanización así como contemplar el retorno de las sociedades a una necesaria ruralidad como camino para la recuperación de lo humano con arraigo a la tierra, a una Cultura con mayúscula y a la producción de alimentos sanos. Necesitamos repoblar los campos con familias y multiplicar los mercados de cercanías, mercados dónde no exista un descarte que no sea inmediatamente reciclado de manera ecológica, mercados a granel y sin packaging, y en un mundo dónde el petróleo se termina o encarece, sin cadenas de frío, largos costosos transportes, ni mayores gastos energéticos. Necesitamos que cada ser humano recupere su capacidad e inventiva para producir al menos una parte mínima de lo que consume, que podamos recuperar los patrimonios culturales, tanto como las antiguas tradiciones culinarias y las especies alimentarias autóctonas, que podamos rescatar los herbarios medicinales y las semillas locales. Debemos lograr que la Agricultura y los alimentos salgan de la OMC. y dejen de ser mercancías para la especulación... Alguna vez San Pablo expresó: “ Que por eso naciste desnudo y con dos manos para que cubras tu desnudez con el trabajo de tus manos y te procures la comida con tu inventiva eficaz. El trabajo será también tu baluarte”.

Vivimos horas decisivas para la humanidad. Los Cambios Climáticos producidos por el afán inagotable de poder y de ganancias, la creciente contaminación, las crisis financieras y las guerras multiplican cada día, las amenazas globales. No tendremos demasiadas oportunidades de modificar nuestras prácticas erróneas, ya que los procesos ecológicos que nos sostienen como humanidad amenazan con escapar a toda posibilidad de ser encauzados. No debemos entonces, volver a equivocarnos. El mundo confía en que la autoridad moral de los líderes religiosos ponga freno a esas amenazas y abra nuevos horizontes de esperanza para una humanidad angustiada, no solamente por el hambre de alimentos, sino también por la necesidad de arraigo y de vivir en comunidad. No la defraudemos.

GRR Grupo de Reflexión Rural 6 de Enero de 2014 Buenos Aires Argentina

 

NEGOCIACIONES POR UN ACUERDO MERCOSUR-UNIÓN EUROPEA

Jorge Marchini

9La trascendencia de las negociaciones en marcha para la firma de un acuerdo de liberalización económica y comercial del MERCOSUR con la Unión Europea (UE) requiere que sus alternativas sean conocidas en forma amplia y puestas en debate público. Deben eliminarse sin más demora los niveles de confidencialidad que hoy exigen los negociadores europeos y, paradójicamente, defienden como “comprensible” voceros del establishmen local que no temen criticar públicamente (¿o cínicamente?) “la falta de transparencia” o reclamar “mayor control democrático de la gestión pública”. Existe el peligro de aceptar una negociación a libro cerrado y como hecho consumado, para luego recién ser puesta a consideración pública y parlamentaria.

Es necesario reconocer que la negociación MERCOSUR-UE tiene una enorme importancia estratégica. Se trata de vínculos de sociedades y economías con enormes potencialidades de cooperación y complementación. No hay duda que mejorar y ampliar las relaciones entre dos regiones tan importantes debe ser un objetivo prioritario con claves geopolíticas.

De todas formas, un acuerdo de libre comercio (TLC) con condiciones similares a las que la UE ha establecido para otros países latinoamericanos -por ejemplo, los puestos en marcha recientemente con Colombia y Perú- podría ser absolutamente contradictorio con los propósitos de desarrollo económico independiente que han proclamado en forma reiterada los gobiernos y tantas declaraciones orgullosas de los principales líderes de la región por haber rechazado la propuesta de un acuerdo similar, el ALCA, en el 2005. Aun si se lo denominara con un eufemismo tal como “acuerdo de cooperación económica”, muchas de sus condiciones y exigencias podrían ser aún más severas que las planteadas entonces por el impositivo gobierno de George W. Bush.

¿Abrirse a cambio de qué?

Es necesario destacar que los aspectos comerciales son sólo uno de los capítulos, y tal vez no el más importante, de las negociaciones en marcha. Aun sin contarse con información detallada imprescindible, pero sí el antecedente de acuerdos similares negociados por la UE recientemente, es posible suponer que la UE estaría solicitando que se comprometa la eliminación reciproca en un corto plazo de los tributos de más del 80% del espectro arancelario.

Con toda seguridad, aunque pudiera otorgar algunas concesiones y promesas, la UE seguirá sosteniendo subvenciones y protección a su sector agrícola. Se privaría así a los países del MERCOSUR el poder alcanzar el que sería el beneficio comercial esperado más importante a cambio de una apertura inédita masiva de los mercados locales a una competencia abierta de una economía más desarrollada, sobre todo evidente para muchísimos productos industriales y servicios. Se repetiría, aun en un grado mayor, un escenario de graves descompensaciones económicas que hoy observamos en la misma Europa por las asimetrías entre los países del norte respecto a los de sur y del este.

En forma engañosa suele afirmarse que se trataría sólo de una negociación comercial. No es así, La mayor parte de los temas en discusión son de carácter estructural y comprometen el conjunto de la economía en aspectos críticos tales como: servicios, patentes, propiedad intelectual, compras públicas, inversiones y competencia. L a eventual provisión del tratamiento de “nación más favorecida” a los países de la UE, aun si se incluyeran salvaguardas de excepción, vulneraría los muy proclamados objetivos de defender y priorizar el fortalecimiento de empresas regionales y la diversificación de matrices productivas . Aun si continuaran los discursos industrialistas, se inhibirían para los países del MERCOSUR estrategias y políticas públicas elementales de desarrollo ecoómico, utilizadas históricamente también por los países europeos, como ser: la sustitución de importaciones, priorizar el compre nacional, brindar créditos diferenciales para el desarrollo de regiones o sectores nacionales más desfavorecidos. El futuro de nuestros países puede ser completamente comprometido por una mala negociación

Por lo pronto, las exigencias de este tipo de acuerdo de inhibir decisiones soberanas independientes para introducir cambios legislativos, arancelarios, financieros o impositivos, vulnerarían la capacidad elemental de nuestros países para priorizar la integración con América Latina y reasignar en forma estratégica para la diversificación productiva y el mejoramiento social rentas diferenciales obtenidas por la explotación de recursos agropecuarios, mineros y energéticos.

¿Dónde están los análisis costo-beneficio?

De forma de poder decidir qué tipo de entendimiento con Europa es posible y conveniente para el MERCOSUR resulta imprescindible que los gobiernos, entidades sectoriales, partidos políticos y organizaciones sociales y académicas que proclaman defender el interés nacional y regional no se dejen llevar por enunciaciones superficiales y se convoquen inmediatamente análisis serios, tanto generales como regionales y sectoriales, que incluyan el estudio de los efectos estructurales de corto y largo plazo y planteen posibles alternativas superadoras de negociación.

En lo inmediato, es preciso contraponer ultimatismos (Ej: afirmar que debe negociar ahora o nunca), posibles maniobras (Ej: eventuales amenazas de proponer negociaciones “multiparte” en forma independiente, tal como lo hizo con la Comunidad Andina, para romper la unidad del MERCOSUR), o la lisa y llana distorsión de la realidad (Ej: no aclarándose que las consecuencias económicas reales de la finalización de preferencias arancelarias por parte de la UE a partir del 1° de enero para Argentina, Brasil y Uruguay serán marginales y pueden ser asimiladas sin dificultad).

Existen antecedentes internacionales que deben también estudiarse de opciones más equilibradas para la negociación con la Unión Europea y otros países y regiones más industrializados para superar, y no para ahondar, desequilibrios estructurales.

No debe seguir una negociación crucial con la Unión Europa sólo en manos de un grupo pequeño de “especialistas” y la presión de grupos de interés o medios de comunicación superficiales o sectorizados por posiciones ideológicas o intereses económicos particulares, como se ha repetido a lo largo de la historia latinoamericana.

José Antonio Ocampo quien fuera Ministro de Hacienda de su país, Colombia, y Secretario General de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina de las Naciones Unidas) señalo recientemente “las negociaciones internacionales deben tener visión estratégica, ahora hay una indigestión de TLC, pues firmamos donde se nos ocurra sin el suficiente estudio y discusión sobre su conveniencia”. Que no nos ocurra lo mismo. Aprendamos de la experiencia.

Jorge Marchini. Profesor Titular de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Investigador del Centro de Investigación y Gestión de la Economía Solidaria- CIGES

 

ARGENTINA, CÓRDOBA.: NO A MONSANTO. LA JUSTICIA ORDENÓ QUE SE PARALICEN LAS OBRAS DE LA MULTINACIONAL EN MALVINAS ARGENTINAS

10“Esta decisión judicial significa otro revés para Monsanto. No es una solución definitiva porque está pendiente el estudio de impacto ambiental que deberá ser dado a conocer en marzo”, manifestó Gastón Mazalay, referente de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, tras conocer el fallo. La empresa apelará ante el TSJ.

Militantes de diversas organizaciones sociales que conforman el Colectivo Malvinas Lucha por la Vida se concentraron este mediodía en la esquina de Boulevard Illia y Balcarce, frente al edificio de Tribunales 3, para conocer el fallo de la Sala Segunda de la Cámara del Trabajo de Córdoba referido a la construcción y por ende instalación de una planta de semillas de la multinacional.

Tras un año y medio de pleito la Cámara del Trabajo declaró inconstitucional la ordenanza municipal que permitió el avance de la obra y ordenó el cese de la construcción hasta tanto se complete el estudio de impacto ambiental. Asimismo declaró abstracto al recurso de apelación interpuesto por la empresa Monsanto.

Apenas salió del edificio, el abogado Federico Maciocchi, presidente del Club de Derecho, ponderó la lucha llevada adelante por el Colectivo y valoró la decisión de recurrir a la justicia. “Ahí donde las autoridades no respondan o se avasallen los derechos hay que acudir a la justicia”, manifestó.

Tras la lectura del dictamen afirmó que “En principio, acá se acaba el pleito. Las obras se deben paralizar hasta tanto se tenga el estudio de impacto ambiental y se avance en la audiencia pública. Y la municipalidad se debe abstener de dar permisos. La batalla judicial termina con esto, se ha dado el punto final”, sintetizó el abogado.

“ Siento una emoción inmensa porque después de muchas idas y vueltas, de muchos cachetazos judiciales a favor del poder, finalmente, nos han dado la razón. Es una batalla ganada”, expresó Vanesa Sartori, integrante de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida. La mujer le contó a este medio que la única militancia que tuvo en su vida fue durante la adolescencia en el grupo juvenil de la parroquia. “Comencé a informarme junto a otros vecinos y le pedimos al doctor Montenegro que nos diera una charla. Así comenzamos en esta lucha por la vida”, afirmó, mientras acariciaba a su pequeña hija en brazos.

En febrero de 2012, vecinos y vecinas de Malvinas Argentinas presentaron un amparo ante la justicia dirigido a impedir la construcción de la planta industrial de semillas de la empresa Monsanto porque carecía de un estudio de impacto ambiental. En primera instancia, el fallo favoreció a la Municipalidad y por ende a la empresa. Como pasaba el tiempo y no se resolvía la cuestión interpusieron una medida cautelar.

“Apelamos ante la Cámara que falla a favor nuestro y se paralizan las obras a fines del año pasado durante dos meses”, contó Gastón Mazalay minutos antes de conocerse la resolución. Y agregó luego que el recorrido judicial siguió hasta llegar al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que dicto una sentencia a favor de la empresa. “Nosotros apelamos sobre la cuestión de fondo que es el amparo”, aclaró Mazalay.

Desde la empresa informaron por medio de un comunicado que apelarán esta sentencia ante el TSJ porque consideran que han cumplido con todos los requisitos legales y con las autorizaciones correspondientes.

Solo una batalla

Sofía Gatica evaluó que “a pesar de toda de la represión seguimos sosteniendo el bloqueo y Monsanto no está pudiendo construir. Y lo logramos con el esfuerzo de todos. Pero este triunfo es solo una batalla. Estamos frente a una multinacional, la más grande del mundo, y tenemos que estar alerta. ¿Ustedes creen que el estudio de impacto ambiental va estar a favor de nosotros?”, interpeló. “No nos olvidemos

que los responsables de este modelo son la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador José Manuel de la Sota y el intendente Arzani”, añadió.

Mientras esta cronista hacía la nota se apersonó una mujer de mediana edad que llevaba puesto un cabestrillo en su brazo izquierdo y la insultó. “Dejaste que el barrio Ituzaingó se venga abajo y ahora te metiste acá a hacer lo mismo, dónde están los muertos de los que hablás…”, dijo ofuscada y se retiró.

La militante social manifestó que ya estaba acostumbrada a este tipo de situaciones donde un vecino o vecina los interpela e incluso agrede cuando “los verdaderos enemigos son las multinacionales poderosas. En esto se equivocan porque no están bien informados”, señaló.

Para solucionar el conflicto “hace falta una decisión política” expresó y sin pelos en la lengua manifestó su desconfianza respecto al informe ambiental. Gatica sostuvo que no había que abandonar el acampe.

El organismo competente que debe resolver sobre el mencionado informe -que ya fue presentado por la empresa-, es la Secretaría de Ambiente de la provincia actualmente a cargo del ex intendente de Morteros German Prato. Según cuentan los vecinos el funcionario les manifestó a titulo personal que esta de acuerdo con la realización de una consulta popular paso que también deberá cumplirse.

“Acá se mueven muchos intereses. Ellos van a dar todos los pasos que tengan que dar y nosotros debemos mantenernos fuertes, porque estamos enfrentando a una multinacional gigante”, concluyó la referente de las Madres de Ituzaingo Anexo.

Por un largo rato, un grupo de mujeres lloraba y se abrazaba en las inmediaciones del ingreso al tribunal. En tanto, en la esquina resonaban los cánticos: Fuera Monsanto, fuera de Malvinas /Fuera Monsanto, fuera de Argentina/Fuera Monsanto, de America latina!”.

ARGENPRESS.info - Prensa argentina para todo el mundo

PANAMÁ: LA JUVENTUD REBELDE DE LA GESTA DEL 9 DE ENERO

                                                                                                 Marco A. Gandásegui, h.

Hace apenas mes y medio el grupo artístico El Kolectivo denunció la acción del gobierno que destruyó sus murales que pretendían recuperar la memoria colectiva sobre la gesta del 9 de enero de 1964. Los muchachos declararon que la “indignación, rabia, tristeza nos envuelve al ver pisoteado nuestro esfuerzo por salvar nuestra memoria histórica pero volveremos más fuertes y entusiasmados para defenderla”. Aquella gesta - cuyo cincuentenario conmemoramos hoy - sigue siendo el grito de guerra del pueblo panameño y de la juventud. Es el símbolo del proyecto de Nación y recoge lo más noble de nuestro patriotismo.

Desde la invasión militar norteamericana de 1989, los sectores más oscurantistas del país han querido borrar de la memoria colectiva de la nación la gesta heroica de nuestra juventud. En medio de esta lucha ideológica, en 2013 apareció un movimiento por el rescate del 9 de enero como fecha de reflexión nacional. El gobierno fue obligado a respetar la fecha heroica que cumple hoy su cincuentenario

12En enero de 1964, decenas de miles de voces se levantaron al unísono exigiendo la desocupación militar norteamericana del suelo panameño. A la cabeza de esa protesta se colocó el movimiento estudiantil. No fue casual, ni espontáneo. Desde principios de la década de 1940 – con la creación de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP) y del Frente Patriótico de la Juventud - los estudiantes asumieron un papel creciente en la vida política del país.

El 9 de enero de 1964, una delegación estudiantil del Instituto Nacional salió con una misión precisa y concreta: Izar el pabellón nacional en la escuela secundaria de Balboa, enclavada en la antigua Zona del Canal. La marcha pacífica de los institutores fue rechazada violentamente por la Policía de la Zona.

Frustrados, los estudiantes retrocedieron siendo golpeados por una Policía extranjera. En momento alguno los valientes ‘aguiluchos' perdieron la compostura y supieron proteger la bandera mancillada por los agresores. Cuando la noticia de lo ocurrido recorrió las calles de la ciudad de Panamá surgió un sentimiento de indignación y orgullo patrio. El ocupante que había reprimido la marcha pacífica de un grupo estudiantil se sentía prepotente detrás de la zona amurallada. La respuesta fue rápida y contundente. De cada rincón del país, apareció un pueblo dispuesto a contribuir -aunque sólo fuese con su presencia – a reivindicar la afrenta. El gobierno acuarteló a la Guardia Nacional para evitar enfrentamientos. En cambio, EEUU procedió en forma opuesta. Movilizó primero a la Policía de la Zona e, inmediatamente, desplegó a su Ejército acantonado en sus bases militares. Las tropas ocuparon posiciones estratégicas e iniciaron un operativo de limpieza basado en tácticas letales de guerra urbana.

Carlos Pérez M. describe en la revista TAREAS Nº146 (enero-abril 2014) la confusión que imperaba entre las instancias militares de EEUU, el gobierno de la Zona del Canal y la Embajada de ese país en esos días de enero. El gobernador (“¡de qué!”) de la Zona quería conservar su autoridad, mientras que los militares del Comando Sur se impusieron ‘de facto'. Al mismo tiempo, la Embajada perdió el control sobre la situación. El operativo militar desordenado e irresponsable de EEUU dejó como secuela 23 mártires panameños que el país honra permanentemente desde hace 50 años.

Su sacrificio, como lo señala Raymundo Gurdián, fue la plataforma sobre la cual se negociaron los Tratados del Canal Torrijos Carter (1977) que puso fin a la ocupación colonial de EEUU en Panamá. Según Adolfo Ahumada, citado por Celestino Araúz, se convocó a una manifestación relámpago en los predios de la Universidad de Panamá. “Más de mil estudiantes salimos entonces por la (vía) Transístmica, encabezados por los dirigentes de la Unión de Estudiantes Universitarios y de la Federación de Estudiantes de Panamá”. Eduardo Flores señala que el 10 de enero se celebró una Asamblea en el Paraninfo de la Universidad de Panamá “donde después de un análisis se aprobó un manifiesto y una marcha a la Presidencia”. En el manifiesto se pidió la ruptura de relaciones con EEUU.

Los dirigentes universitarios que encabezaron esa columna fueron Floyd Britton, Víctor Avila, Adolfo Ahumada, César Arosemena y Simón Liepsik. Además, Rolando Armuelles, Moisés Carrasquilla, Euribiades Herrera, Adán Castillo Galástica, Honorio Quezada y José Hurtado. Curiosamente, un periodista norteamericano, reputado agente de la CIA, Jules Dubois, citado por Araúz, confirma las credenciales de los dirigentes estudiantiles. Para EEUU, sin embargo, los estudiantes no eran los héroes que los panameños reconocemos. Eran los enemigos que la máquina propagandística de la CIA tenía que destruir.

“Volveremos más fuertes” es, sin duda, el grito de cada generación de jóvenes que han escalado hasta las cimas más altas en el proceso de construcción de la Nación panameña. ¿Quién se hubiera imaginado que una juventud rebelde pondría fin a esa absurda pretensión de Washington - en colusión con nuestros entonces dirigentes políticos, en aquella fría y oscura noche del otoño norteamericano (18 de noviembre de 1903), cuando el secretario de Estado norteamericano, John Hay, y el francés Bunau Varilla, firmaron un Tratado - que pretendía convertir a Panamá en semicolonia a perpetuidad?

- Marco A. Gandásegui, hijo, profesor de Sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del Centro de Estudios Latinoamericanos Justo Arosemena (CELA) www.marcoagandasegui14.blogspot.com , www.salacela.net


RTF: http://archive.attac.org/attacinfoes/attacinfo736.zip
PDF: http://archive.attac.org/attacinfoes/attacinfo736.pdf

SUSCRIPCIÓN Y DES-SUSCRIPCIÓN A “El Grano de Arena” o CAMBIO DE MAIL:
http://list.attac.org/wws/subscribe/attac-informativo

Para obtener un número anterior entrar en http://list.attac.org/wws/arc/attac-informativo

Edición : Susana Merino
Distribución: Tom Roberts

 

Allegato Rimosso
Allegato Rimosso
Allegato Rimosso
Allegato Rimosso
Allegato Rimosso
Allegato Rimosso