[Date Prev][Date Next][Thread Prev][Thread Next][Date Index][Thread Index]

[Latina] I: [ATTAC] INFORMATIVO XVI. 05 (828) - Un planeta que se mueve




Da: Grano de Arena
Inviato: ‎12/‎10/‎2015 15:03
A: attac-informativo at attac.org
Oggetto: [ATTAC] INFORMATIVO XVI. 05 (828) - Un planeta que se mueve

Bannière

INFO XVI. 05 (828)
12 de octubre de 2015
informativo at atac.org <mailto:informativo at atac.org>
http://attac-info.blogspot.com

Un planeta que se mueve

Mundo

*LA HIPOCRESÍA DE LOS QUE POR UN LADO ENARBOLAN EL COMBATE AL TERRORISMO
Y POR OTRO LO FINANCIAN. <#HIPOCRESIA> *"Si todos lucharan por sus
propias convicciones en el mundo, entonces no habría guerras..." Decía
el escritor (y filósofo) ruso León Tolstói en 'Guerra y paz',
maravilloso alegato que retrata a la perfección lo que hoy sucede y que
se remonta desde el inicio, en el Génesis cuando Caín mató a Abel.

*UN PLANETA QUE “SE MUEVE” <#PLANETA> * Hay aspectos que posiblemente no
puedan explicarse, como los terremotos, la erupción de volcanes y las
grietas e inmensos huecos que aparecen en el planeta y que quizás sean
la forma de la Tierra “hacerse cargo” del asunto, como dice Lovelock.

*¿ANIMALIZARNOS? ¿VEGETALIZARNOS? <#ANIMALIZARNOS>*Me parece que nuestra
necesidad sería, más que la de humanizarnos, animalizarnos un poco. El
genial economista chileno Max Neef, sorprende con esta afirmación en una
conferencia pronunciada en la Universidad de Antioquia en 2003.

Latinoamérica

*PARAGUAY: EL PARAÍSO LIBERAL DE AQUÍ NOMÁS <#PARAGUAY>*¿ <#PARAGUAY>Qué
ocurre en ese país para que medidas de este tipo se vengan reiterando
desde hace unos tres años? ¿Qué explica que los medios de comunicación
locales apenas traten el tema? ¿Y qué pasa en la sociedad de ese país
para que por un lado algo tan tremendo sea “posible” y por el otro no
conmueva hasta los tuétanos a la gente, obligue a manifestaciones
diarias, a protestas, a una bronca generalizada?

*BOLIVIA: <#BOLIVIA>**CONFERENCIA MUNDIAL DE LOS PUEBLOS SOBRE CAMBIO
CLIMÁTICO Y DEFENSA DE LA VIDA* <#BOLIVIA>**Después de más de 20 años,
no se ha logrado consolidar ningún acuerdo internacional significativo
sobre Cambio Climático. Considerando que la COP21 de París promoverá la
firma de un nuevo Acuerdo Climático, los pueblos del mundo debemos
nuevamente levantar la voz para plantear nuestras propias visiones y
soluciones ante el Cambio Climático.

------------------------------------------------------------------------

Mundo

*LA HIPOCRESÍADE LOS QUE POR UN LADO ENARBOLAN EL COMBATE AL TERRORISMO
Y POR OTRO LO FINANCIAN *

Yizbeleni Gallardo

3"Si todos lucharan por sus propias convicciones en el mundo, entonces
no habría guerras..." Decía el escritor (y filósofo) ruso León Tolstói
en 'Guerra y paz', maravilloso alegato que retrata a la perfección lo
que hoy sucede y que se remonta desde el inicio, en el Génesis cuando
Caín mató a Abel. Lo más trágico de esa calamidad es cuando ese flagelo
responde a intereses inconfesables.

Cuando las guerras son fabricadas en los laboratorios de las grandes
potencias y luego se pretende ocultar el origen aduciendo hipócritas
motivaciones como fue en Afganistán, en la guerra de Irak, la
"revolución" contra Gadafi y "la primavera árabe".

En los últimos años, las tensiones bélicas más importantes se han
desarrollado en torno a Siria e Irak, sin sustento real alguno, los
medios de comunicación han desarrollado el mito en torno al gobierno de
Bashar al Assad y se le ha puesto ante la opinión pública la etiqueta de
villano.

En julio del 2011 como un apéndice de la primavera árabe y bajo la misma
excusa que los países protagonistas de dichos levantamientos, surgen los
rebeldes sirios con el objetivo de combatir y derrocar al gobierno de Al
Assad. Según información de Julian Assange en WikiLeaks, EE.UU. financió
a diversos grupos extremistas en Siria y en el 2013 'The Washington
Post' haría público el hecho de que la CIA financiaba y armaba a los
rebeldes sirios.

Actualmente, Estados Unidos, no sólo sigue entrenando y financiando a
los rebeldes sirios, tal cual 'Foreign Policy' lo haría público la
semana pasada, estos rebeldes sirios son a su vez los que están también
armando, y entrenando (y por qué no hasta dando instrucciones) al grupo
terrorista de reciente creación Al Nusra (brazo operativo de Al Qaeda en
Siria) y al Estado Islámico.

Los rebeldes sirios, el Estado Islámico, y Al Nusra mantienen al
gobierno de Bashar al Assad en una desestabilización tremenda en la que
enfrenta una guerra civil combatiendo a 3 grupos extremistas terroristas
aparentemente diferentes, los 3 creados por las mismas instituciones y
bajo prácticamente las mismas circunstancias; comparten de igual manera
bajo argumentos y justificaciones distintas y con operaciones diversas
el mismo objetivo: derrocar el gobierno legítimo actual y obtener el
poder y control de uno de los países más estratégicos en la región.

Si Bashar al Assad sale, como muchos medios han planteado como remedio
al conflicto, se puede prever un escenario similar al de Afganistán de
los años 1990 cuando Al Qaeda gobernaba. ¿Se imaginan al Estado
Islámico, o a Al Nusra al frente de Siria, hasta cierto punto
legitimados, ahora convertidos en amenaza mundial por su combate y
exterminio al cristianismo, ya no en la región sino en el mundo? ¡Es
brutal! En este sentido el bombardeo por parte del Ejército israelí que
el día de ayer perpetrara contra el Ejército sirio representa una
terrible afrenta a la paz mundial y representa una provocación directa a
Rusia.

Debemos tener muy claro, que el conflicto al interior de Siria no va a
terminar hasta que actores externos saquen las manos de la región y
dejen de armar, entrenar, financiar y apoyar a los grupos extremistas
terroristas que han generado decenas de miles de muertos, desplazados y
refugiados. Al respecto el presidente ruso, Vladímir Putin ha sido muy
claro "… En mi opinión, proporcionar apoyo militar a estructuras
ilegítimas no se ajusta a los principios del derecho internacional
contemporáneo ni a la Carta de las Naciones Unidas… Rusia apoya solo las
estructuras gubernamentales legítimas".

El papa Francisco ha hecho una fuerte postura al respecto en su pasada
participación en la Asamblea General de la ONU: "La guerra es la
negación de todos los derechos… no faltan duras pruebas de las
consecuencias negativas de las intervenciones políticas y militares no
coordinadas entre los miembros de la comunidad internacional… no puedo
dejar de reiterar mis repetidos llamamientos en relación con la dolorosa
situación de todo el Oriente Medio, del norte de África y de otros
países africanos, donde los cristianos, junto con otros grupos
culturales o étnicos e incluso junto con aquella parte de los miembros
de la religión mayoritaria que no quiere dejarse envolver por el odio y
la locura, han sido obligados a ser testigos de la destrucción de sus
lugares de culto, de su patrimonio cultural y religioso, de sus casas y
haberes y han sido puestos en la disyuntiva de huir o de pagar su
adhesión al bien y a la paz con la propia vida o con la esclavitud".

Los niños, las mayores víctimas de la guerra (y tal vez, los únicos
sinceros en un mundo saturado de hipocresía), cantaron frente al papa en
la escuela de Nuestra Señora de los Ángeles en el barrio de Harlem:
"Señor, hazme un instrumento de tu paz". Llamada de atención para el
mundo entero a verdaderamente trabajar por la paz.

*UN PLANETAQUE “SE MUEVE” *

Estela Salguero

4Ciertamente, nuestro planeta se está “moviendo” en muchos sentidos.
Comoquiera que desde hace muchos años vengo trabajando en un ámbito
académico que vincula Energía, Desarrollo y Ambiente, en ese largo
recorrido se me ha instalado una especie de “antenita” que registra
datos que se van produciendo en el día a día. Pero, más aun, la famosa
antenita trabaja “al revés” y me jala hacia los innumerables datos ya
analizados en mi labor docente en tres universidades nacionales, amén de
los trabajos realizados en entes oficiales y en entornos sociales,
especialmente barrios y zonas rurales periurbanas.

Dicha antenita ha estado tan ocupada últimamente, y ya verán por qué, y
por eso decidí llevar un registro

de todos los acontecimientos inusuales que han ocurrido en nuestro
planeta desde el 23 de marzo de este año, cuando se produjo una
inundación en el desierto de Atacama de Chile, el lugar supuestamente
más seco del planeta, donde “nunca llueve”, según dicen. Se calculaba,
para la primera semana de abril, que hubo 25 fallecidos y 70 desaparecidos.

Pues, para el 15 de agosto, cuando actualicé esta nota, ya se habían
producido 63 eventos: terremotos, erupción de volcanes, hundimientos,
inundaciones, grandes incendios forestales. Perdón, no incluí un “evento
acumulado”, cuyo conocimiento se produjo el 20 de julio. Veamos el
registro, tal cual fue divulgado: “Meteorólogos internacionales
señalaron al mes de junio como el sexto mes del año más caluroso tanto
sobre la tierra como sobre el mar, entre todos los meses de junio desde
que se iniciaron los registros (1880) Este récord se suma a los meses
anteriores del año para registrar en la primera mitad del 2015 el
período más caliente, marcando el cambio climático en rojo, de acuerdo a
registros de la Agencia Oceanográfica y Atmosférica (NOAA) de Estados
Unidos”.

Más aun, de acuerdo con noticia conocida el 20 de agosto, la NASA y la
Agencia Meteorológica de Japón han determinado que el pasado julio
(2015) ha sido el mes más caluroso en la historia, superando el récord
anterior establecido en julio del 2011. Asimismo, 2015 tiende a
convertirse en el año con las temperaturas más altas de los últimos
tiempos. Expertos de ambas organizaciones han determinado que en el
pasado mes de julio la temperatura alcanzó su máximo histórico desde
finales del siglo XIX, momento en el que comenzaron a realizarse los
registros meteorológicos.

Volviendo al recuento de eventos, resulta que en el lapso comprendido
entre el 23 de marzo y el 15 de agosto, se produjo un “evento” casi cada
dos días. Nada mal, como récord. No hablemos de los muertos, los
desaparecidos o los refugiados ambientales, amén de los daños
materiales. Pero, para tratar de comprender, muy someramente al menos,
los rasgos fundamentales que nos permitan contextualizar esta situación
que surge de los acontecimientos registrados, iremos de lo general a los
hechos específicos.

Comencemos por tratar de entender el espacio que constituye “el hogar”
de nuestra especie y de todas las especies: la Biosfera, tal como se la
describe en la llamada “hipótesis Gaia”, que es un conjunto de modelos
científicos de la biosfera, en el cual se postula que la vida fomenta y
mantiene unas condiciones adecuadas para sí misma, afectando al entorno.

Según esta hipótesis, la atmósfera y la parte superficial del planeta
Tierra se comportan como un todo coherente donde la vida, su componente
característico, se encarga de AUTORREGULAR – recordemos bien este
término -- sus condiciones esenciales, tales como la temperatura,
composición química y salinidad, en el caso de los océanos. Gaia se
comportaría, entonces, como un sistema AUTO-REGULADOR (que tiende al
equilibrio). La teoría fue formulada por el químico, meteorólogo,
inventor, escritor y ambientalista inglés James Lovelock en 1969,
(aunque fue publicada en 1979), siendo apoyada y extendida por la
bióloga Lynn Margulis. “Gaia”, Gea o Gaya, era la denominación griega de
la Tierra.

La hipótesis Gaia, al igual que otros estudios importantes, como “Los
límites del crecimiento” (Investigación del Instituto Teconológico de
Massachusetts: Dennis Meadows, Donella Meadows, Jorgen Randers, William
W. Behrens) formaron un importante marco para la primera gran
conferencia mundial sobre el ambiente en el que se desenvuelve el
hombre. Fue celebrada por la ONU en Estocolmo (Suecia), en 1972 y
constituyó el “primer campanazo” sobre el creciente deterioro ambiental
del planeta y su influencia sobre la vida en la biosfera.

Desde la conferencia de Estocolmo hasta el presente, han pasado 43 años
y los peores temores que surgieron en esa conferencia y en las
posteriores (Río ´92, Johannesburgo 2002) han cristalizado y hasta
superado las expectativas más pesimistas. El mismo James Lovelock, en su
libro “La venganza de la tierra” (2007) lanza pronósticos altamente
preocupantes. Algunos de ellos, incluso, señalaban que la población
humana se podría ver seriamente menguada – reducida -- para fines del
presente siglo, debido a las consecuencias del cambio climático. Aunque
eventualmente reconsideró algunos aspectos de sus pronósticos, en
esencia la grave situación planteada seguía igual.

Haciendo un apretado resumen de los acontecimientos ambientales globales
ocurridos desde Estocolmo ´72 hasta ahora, se constata lo siguiente, sin
que ello quiera decir que se consideran todos los aspectos:

La temperatura media en el planeta ha subido sostenidamente y el último
dato disponible indica que por 0,88 grados Celsius (C), equivalentes a
1,58 grados Farenheit, fue superior al promedio del siglo XX, la suma de
la temperatura global de la superficie terrestre y oceánica. Es
necesario decir que el comportamiento de la temperatura no es igual en
todas partes, y eso es parte de lo que se podría denominar como
“misterios” de las auto-regulaciones del planeta.

De acuerdo con datos dados a conocer en marzo de este año por un
organismo técnico muy reconocido, por primera vez desde que se llevan
registros mundiales al respecto, la concentración de dióxido de carbono
(CO2) en la atmósfera superó las 400 partes por millón durante un mes.
El CO2 es el principal gas de “efecto invernadero”, que ocasiona el
recalentamiento global del planeta.

El aumento de la temperatura media del planeta es uno de los
coadyuvantes en el derretimiento de grandes masas de hielo de los polos,
lo que ocasiona un aumento de las aguas de los océanos. De acuerdo con
científicos de la NASA en un reciente informe, "más de la mitad del
actual incremento en el nivel de los océanos obedece al hielo que se
está derritiendo en Groenlandia, en el Mar de Amundsen en la Antártida
Occidental y en los glaciares de las montañas". Pero también están
desapareciendo glaciares en América del Sur y en Asia.

Como consecuencia de lo anterior, hay algunos estados-naciones insulares
que enfrentan el real peligro de desaparecer, Vanuatu, Kiribati y Las
Maldivas, entre ellos. Pero hay quienes van más allá, como el experto en
migraciones ambientales François Gemenne, quien dice que "en Europa, los

[il messaggio originale non è incluso]